contoneo


También se encuentra en: Sinónimos.

contoneo

s. m. Acción de contonearse sus contoneos y carcajadas denotaban que estaba un poco achispada.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

contoneo

 
m. Acción de contonearse.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

contoneo

(konto'neo)
sustantivo masculino
meneo exagerado de hombros y caderas Realizaban contoneos al ritmo de la música.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

contoneo

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

contoneo

waddle

contoneo

dimenamento

contoneo

SM [de hombre] → swagger; [de mujer] → hipswinging, wiggle
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
sísmico, Sumisión, Sustituto, Teletransport, Triataque, Venganza OPC: Aguante, Maldición, Cabezaso, Comesueños, Puñodinamico, Puño fuego, Puño hielo, Puñotrueno, Pesadilla, Máspsique, Sonámbulo, Ronquido, Contoneo, Electrocañón RZE/RF FV: Cola férrea, Daño secreto, Imagen, Intercambio, Mofa, Onda voltio, Paz mental, Pantalla luz, Puño certero, Robo, Tormento, Velo sagrado OPC/RZE/FR VH: Barrera, Otra vez OPC: Pantalla luz FR VH: Desarme, Puño fuego, Puño hielo, Puño trueno.
sísmico, Onda trueno, Sustituto. Esmeralda: Aguante, Contoneo, Máspsique, Onda trueno, Puño dinámico, Puño fuego, Puño hielo, Puño Trueno, Ronquido, Sonámbulo.
Luego se cuenta la anécdota de Juanica y Chan Chan, una mujer y un hombre que construían una casa e iban al mar a buscar arena. Mientras Juanica sacudía jibe (tamizador de arena), el contoneo de su cuerpo al hacerlo, a Chan Chan le dio pena (vergüenza).
Por el abierto portón veíamos la plaza solitaria inundada de sol; oíamos los gritos de los que se llamaban allá lejos, a través de los campos, rasgando la quietud de la mañana, y de vez en cuando las gallinas entraban irreverentemente en el templo, paseando ante los altares con grave contoneo, hasta que huían asustadas por nuestros cantos.