Ejemplos ?
Díle que un hombre de Taza te ha ofrecido un collar de perlas. Ella es conocedora de piedras preciosas, y querrá verlo... Salió el hermano de El Mokri...
En las formas que se dé la revolución, conocedora de su desinterés, no hallará sin duda pretexto de reproche la vigilante cobardía, que en los errores formales del país naciente, o en su poca suma visible de república, pudiese procurar razón con que negarle la sangre que le adeuda.
DON JUAN Bella deidad destos bosques, émula hermosa de Cintia, que para fieras y hombres el plomo y la luz fulminas; a quien el Betis le5 debe cuantas estampas floridas tus negros ojos encienden, tu blanco pie resucita; visite a Celestina, una mujer conocedora del arte del amor para que le descubra el misterio de la cazadora.
Por traer, hasta trajo una vieja que daba azotes en cierta parte a un chico por no saber la lección. Conocedora Celinina, por lo que charlaban sus primos, de todo lo necesario a la buena composición de un nacimiento, conoció que aquella obra estaba incompleta por la falta de dos figuras muy principales, la mula y el buey.
En verdad está claramente averiguado que se han de aceptar muchas verdades del orden sobrenatural que superan con mucho las fuerzas de todas las inteligencias, la razón humana, conocedora de la propia debilidad, no se atreve a aceptar cosas superiores a ella, ni negar las mismas verdades, ni medirlas con su propia capacidad, ni interpretarlas a su antojo; antes bien debe recibirlas con plena y humilde fe y tener a sumo honor el serla permitido por beneficio de Dios servir como esclava y servidora a las doctrinas celestiales y de algún modo llegarlas a conocer.
Y como las imaginaciones no vienen solas, sino que nacen unas de otras, enredándose y trabándose como áurea cadena, doña Mencía no se contentó con fingir pasado lo que se acaba de decir, sino que se creyó conocedora y zahorí de lo presente y aun inspirada profetisa para ver a las claras las cosas futuras.
B.Conocedora con certeza de que los gobiernos en turno, productos a la vez de escandalosos fraudes electorales, han adoptado programas inadecuados de desarrollo, en los que los tímidos cambios de estructuras han sido frenados por el poder económico y político de sectores conservadores, los cuales en todo momento han defendido sus privilegios ancestrales de clases dominantes, poniendo incluso en peligro el capital consciente y de proyección social del país, el cual ha manifestado su interés en lograr un desarrollo económico justo de la población.
CAPÍTULO 6 LOS LIBROS DE ENSEÑANZA DEL MÉXICO PREHISPÁNICO Las prácticas didácticas de nuestro mundo preamericano han podido ser comprendidas debido a referentes ubicados en textos históricos donde se mencionan algunas maneras de practicar la comunicación en sus centros educativos como el Cuicacalli o Casa de los cantos; el Xochicalli o Casa de las flores o poesía, donde la presencia de hombres y mujeres de conocimiento, de modo general ancianos y ancianas, huehues, les hablaban a los niños y adolescentes para dotarles de modos civilizados de acuerdo con su cultura naturalista, es decir respetuosa, conocedora y agradecida de la Naturaleza.
Herido en esto de súbito terror, requiere Eneas la espada y presenta su punta a todo lo que se le acerca; y si su compañera, conocedora de aquellos sitios, no le advirtiese que aquellas formas que veía revolotear en contorno eran vanos fantasmas, embistiera con ellas, esgrimiendo inútilmente su espada en el vacío.
Luis Durand tenía mucho menos capital que Alberto Dupuis, pero venía, por los datos que le habían sido suministrados por una persona muy seria y muy conocedora del país, dispuesto a comprar cuanto antes, sin reparar por demás en el precio, con tal que fuera campo bueno.
Un día conoce a una chica nueva llamada Natasha Kwon-Schwartz, quien aparenta ser más rica y conocedora del mundo que las demás chicas del suburbio.
La manera en la que una geisha lo utiliza en su cabello indica su estatus de inmediato, ante una audiencia conocedora del trato de estas profesionales.