con pelos y señales

Traducciones

con pelos y señales

per filo e per segno
Ejemplos ?
Así, por ejemplo, se las ingenia al tratar sobre la Fe para hacer un largo excursus sobre las herejías y, al hablar del papado, refiere con pelos y señales la historia de la papisa Juana.
El fidedigno Padre Valdecebro, Que en discurrir historias de animales Se calentó el celebro, Pintándolos con pelos y señales; Que en estilo encumbrado y eloqüente Del Unicornio cuenta marabillas, Y el Ave-Fénix cree á pié-juntillas, (No tengo bien presente Si es en el libro octavo, ú en el nono) Refiere el caso de un famoso Mono.
Por último, dicen que para conocerlos es menester ser de ellos: el autor del Diccionario razonado manual parece que lo es, segun los pinta con pelos y señales.
Lo lógico es que después de ese juramento, descripto con pelos y señales por Simón Rodríguez, que era un perfecto sinvergüenza, era que Bolívar se pusiese a trabajar en esa causa, ya que era un hombre activo e impetuoso.
No me cabe duda-a su tiempo me justificaré- que tal posibilidad es quien explica satisfactoriamente la antes anotada omisión de “EL CONSERVADOR” y la reserva-velada de amargura- de “EL COMERCIO DEL PLATA”. ¡No convenía referirse expresamente- “con pelos y señales”-a los “VIZCAINOS” agrupados en el “BATALLON DE VOLUNTARIOS DE ORIBE”!
En 1973 volvió Juan Perón a Argentina y Pavlovsky, que estaba representando con éxito Con pelos y señales en Buenos Aires, decidió instalarse en Barcelona, donde vive y desarrolla su carrera profesional hasta la actualidad.
En 1985 volvió a Argentina para a actuar en un espectáculo que llamó La Pavlovsky. Con pelos y señales Pavlovsky y su orquesta de señoritas Rimel y castigo Le Frigo («La nevera»), representado en francés, en París; no es guion propio, sino del guionista argentino Raúl Damonte Taborda, Copi obra puesta en escena por el director Marcial di Fonzo Bo; representa un personaje que ya había interpretado anteriormente Copi.
En 2010 interpretó el papel de duquesa de Crackentorp en la ópera La fille du régiment, de Gaetano Donizetti, dirigida por Laurent Pelly, en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, aunque no cantó. Con pelos y señales Pavlovsky y su orquesta de señoritas Rimel y castigo Orgullosamente humilde Oíd, mortales Pavlovsky, hoy, siempre, todavía...
Pero lo que más lo caracteriza es lo impersonal de su narración; jamás se involucra en la historia y se manifiesta como un ser omnisciente que se limita a describir con pelos y señales sus observaciones.