compañero

(redireccionado de compañeros)
También se encuentra en: Sinónimos.

compañero, a

(Derivado de compaña < lat. vulgar *compania.)
1. s. Persona que acompaña a otra rápidamente estableció conversación con su compañero de viaje. acompañante
2. Persona que, respecto de otra, se dedica a la misma actividad o forma parte de un mismo colectivo u organización fueron compañeros de colegio; algunos compañeros de trabajo le fueron a visitar al hospital. camarada, colega, socio
3. JUEGOS Cualquiera de los jugadores que se unen y ayudan contra los otros.
4. Persona que tiene o corre una misma suerte o fortuna con otra te presento a mi compañero de fatigas.
5. coloquial Cosa que hace juego con otra u otras estoy buscando el compañero de este calcetín. par, pareja
6. coloquial Persona con la que se convive maritalmente su compañera atestiguó su asistencia al concierto. pareja

compañero, -ra

 
m. f. Persona que acompaña a otra.
fig.Cosa que hace juego o tiene correspondencia con otra u otras.
Cada uno de los individuos de un colegio, iglesia, corporación, etc.
Persona que convive con otra maritalmente.

compañero, -ra

(kompa'ɲeɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
1. persona que comparte con otra un lugar o una actividad compañera de aventuras
2. persona con la que se convive en pareja Su compañera le dio un hijo.
3. persona o animal que hacen compañía El compañero del gaucho es su caballo.
4. objeto que es parte de un par Perdí la compañera de esta media.
Sinónimos

compañero

, compañera
sustantivo
1 socio, colega, camarada, amigo, igual, partenaire (galic.). enemigo, desigual.
Camarada expresa en gral. un trato de mayor confianza que compañero. Como tratamiento usual entre individuos de asociaciones, partidos, etc., se prefiere uno u otro según la costumbre establecida en cada agrupación. P. ej.: los comunistas y falangistas se tratan entre ellos de camaradas; los socialistas de compañeros. El primer tratamiento implica el tuteo; el segundo es compatible con y con usted.
«Compañero es todo el que acompaña con intención o sin ella, poco o mucho tiempo, como compañero de viaje o infortunio. Socio es el que se junta con otro para el logro de algún fin, para un negocio, una empresa, como los miembros de una compañía de comercio, de una sociedad de beneficiencia, literaria o científica. Colegas son los compañeros de estudios o de profesión. Todos los socios y todos los colegas son compañeros; pero no todos los colegas son socios ni todos los socios colegas
José Joaquín de Mora
2 acólito (irón.), ayudante, asistente, compinche.
Acólito es aquel que se muestra en actitud de adhesión o sordinación; el compinche es aquella persona que asiste o ayuda a otra con fines no lícitos.
Traducciones

compañero

compagnon, camarade

compañero

同志, 同伴

compañero

صَاحِب

compañero

společník

compañero

ledsager

compañero

συνοδός

compañero

kumppani

compañero

pratilac

compañero

仲間

compañero

동반자

compañero

metgezel

compañero

ledsager

compañero

towarzysz

compañero

följeslagare

compañero

เพื่อนเดินทาง

compañero

arkadaş

compañero

bạn đồng hành

compañero

Спътник

compañero

/a SM/F
1. (gen) → companion (Dep, Naipes) → partner (Dep) [de equipo] → team-mate
compañero/a de armascomrade-in-arms
compañero/a de bailedancing partner
compañero/a de camabedfellow
compañero/a de candidaturarunning mate
compañero/a de claseschoolmate, classmate
compañero/a de cuartoroommate
compañero/a de infortuniocompanion in misfortune
compañero/a de juegoplaymate
compañero/a de pisoflatmate, roommate (EEUU)
compañero/a de ranchomessmate
compañero/a de trabajo (en fábrica) → workmate, fellow worker; (en oficina) → colleague
compañero/a de viajefellow traveller, fellow traveler (EEUU)
compañero/a sentimentalpartner
2. dos calcetines que no son compañerostwo odd socks, two socks which do not match
¿dónde está el compañero de éste?where is the one that goes with this?, where is the other one (of the pair)?
3. (Pol) → brother/sister
¡compañeros!comrades!

compañero -ra

mf companion; — sentimental (life) partner
Ejemplos ?
Por instinto, el niño se volvió hacia aquel resplandor siempre creciente, y bajó la colina con sus horribles compañeros; en pocos instantes, había pasado al primero de la multitud, hazaña fácil dada su manifiesta superioridad sobre todos.
El mismo fatalismo que aceptaba esto con un ¡añá! y una riente mirada a los demás compañeros, le dictaba, en elemental desagravio, el deber de huir del obraje en cuanto pudiera.
Pero antes de que el patrón hubiérase desnudado, Antoñuelo el Gaviota, que había estado oyendo el diálogo, cogió uno de los cabos arrollados en la popa y, antes de que pudieran darse cuenta de su decisión sus compañeros, lanzóse rápido y decidido en el hirviente oleaje.
Nuestra gloria, nuestro esplendor, serán grandes para todos los hombres. De vosotros todas las tribus. Nosotros también vuestros compañeros. Tened cuidado de ciudad, nosotros os aconsejaremos.
Subercasaux se dio por primera vez cuenta exacta, en esa noche, de que los dos compañeros que había abandonado a la noche y a la lluvia eran sus dos hijos, de cinco y seis años, cuyas cabezas no alcanzaban al cubo de la rueda, y que, juntitos y chorreando esperaban tranquilos a que su padre volviera.
Incitado por la evocación el cachorro se puso en pie y ladró, buscando aquél. Al rato calló, entregándose con sus compañeros a su defensiva cacería de moscas.
Notóse entonces que Manuel, el nuevo miguelete, dió un retemblido y retrocedió un poco, como para ocultarse detrás de sus compañeros.
Poco a poco la pareja aumentó con la llegada de los otros compañeros: Dick, el taciturno preferido; Prince, cuyo labio superior, partido por un coatí, dejaba ver los dientes, e Isondú, de nombre indígena.
En cambio, la que pasó su vida en la templanza y la pureza, tiene por compañeros y guías a los mismos dioses, y va a habitar en el lugar que le está preparado, porque hay diversos maravillosos lugares en la Tierra, y esta misma no es tal como se la figuran aquellos que acostumbran a haceros descripciones, como por uno mismo de ellos he sabido.
El cachorro, erizado aún, se adelantaba y retrocedía con cortos trotes nerviosos, y supo de la experiencia de sus compañeros que cuando una cosa va a morir, aparece antes.
Un grito, un vibrante grito de victoria, que brotó al unísono en todas las bocas de los que tripulaban la Santa Elena, dominó un punto los fragores del mar; el Gaviota desplomábase en aquel instante ensangrentado y maltrecho sobre la roca que acababa de escalar, y después, agotando, sin duda, sus últimos brios, incorporóse trabajosamente, y momentos después sujetaba a la roca el fuerte cabo que había de ser la salvación de todos sus compañeros.
¡Mis queridos hermanos! ¡Mis compañeros! Aquella noche nos ocupamos de dar sepultura a los que tan gloriosamente murieron en aquel día memorable, y en preparar nuestras armas para seguir el combate al día siguiente.