colorista

colorista

1. adj./ s. m. y f. PINTURA Se refiere al pintor o a la obra que utiliza un colorido rico, combinado con acierto.
2. LITERATURA Se aplica al escritor que se expresa con colorismo.
NOTA: También se escribe: coloridor

colorista

 
adj.-com. Que usa bien el color.
adj. Díc. del escritor que emplea el colorismo.
Traducciones

colorista

bunt

colorista

colorista

colorista

coloriste

colorista

colorist

colorista

colorist

colorista

colorist

colorista

A. ADJcolouristic, coloristic (EEUU)
B. SMFcolourist
Ejemplos ?
–El desarme universal es una gran ilusión, es una hermosa utopía, es una aspiración intelectual y sentimental a la vez, vaporosa y colorista, que enardece las inspiraciones.
En el techo estaban pintados, con gran pureza de líneas, lujo colorista y libertad de trazos que dejaban ver a un gran maestro y al simple decorador hábil pero vulgar, Marte, Venus y el Amor; un friso de ciervos, liebres y pájaros que retozaban entre el follaje, se alzaba sobre un revestimiento de mármol cipolino; el mosaico del pavimento, maravilloso trabajo que se debía seguramente a Sósimo de Pérgamo, representaba relieves de un gran festín ejecutados con un arte de auténtico ensueño.
El traje oscuro de Hamlet es una especie de motivo colorista en la obra, como el luto de Jimena en El Cid, y el pasaje más emocionante del discurso de Antonio es la presentación del manto de César: Aún recuerdo la primera vez que César se lo puso.
Realmente, para poner en escena cualquier obra de Shakespeare tal como él deseaba, hay que contar con un buen director, un hábil peluquero, un sastre dotado del sentido colorista y del dominio de las telas, un entendido en el arte de la caracterización, un profesor de armas, un maestro de baile y, además, con un verdadero artista para dirigir personalmente todo el conjunto.
Con mi doble instinto de mujer y de colorista, yo prefería, en el vasto reino mineral, los productos mágicos que sirven al adorno, a la industria y al arte humano, y describía con entusiasmo la eflorescencia rosa del cobalto, el intenso anaranjado del oropimente, la misteriosa fluorescencia de los espatos, que exhalan lucecitas como de Bengala, verdes y azules, los tornasolados visos del labradorito, semejantes al reflejo metálico del cuello de las palomas; la fina red de oro sobre fondo turquí del lapislázuli, las irisaciones sombrías de la pirita marcial y de la marcasita; coloridos nocturnos, vistos en mi imaginación como al través de la roja luz de un agua caldeada por las fraguas y hornos de Vulcano.
Él reunía una infinidad de prendas características de los grandes profesores. Era exacto en el dibuxo y en la anatomía, inteligente en el claro obscuro, gracioso en los semblantes, y buen colorista.
La poca capacidad de expresar el matiz en la unidad del nimbo ambiente lleva al desenfreno colorista y al gongorismo caleidoscópico, epilepsia de imaginación que revela pobreza real de ésta; la dificultad en ver la idea surgiendo de su nimbo y dentro de él, arrastra á la escenografía intelectualista del conceptismo; y la falta de tino para dibujar las cosas con mano segura á la par que suave, en su sitio, brotando del fondo á que se subordinan, conduce á las tranquillas oratorias dé acumular sinónimos y frases simétricas, desdibujando las ideas con rectificaciones, paráfrasis y corolarios.
Sube hasta sus pies el aroma de las rosas rojas, de las rosas amarillentas y de las rosas blancas, de los ramos de violetas de Parma que languidecen en altas copas de cristal opalescente, de los montones de claveles blancos, áureos, sonrosados, purpúreos, confundidos con la suave emanación de las mimosas y de los lirios. Aquella oposición de vívidos tonos que cantan, tentaría la paleta de un colorista.
Romano ha influenciado a muchos artistas jóvenes (por ejemplo, Giorgio Cavazzano fue su colorista durante la década de 1960) y muchos han intentado imitar su estilo.
La película muestra el estilo y los temas clásicos de Tim Burton (la compleja interacción entre la luz y la oscuridad y el estar atrapado entre dos mundos irreconciliables). La vida es retratada como un lugar aburrido de tonos grisáceos, al contrario de la colorista y divertida muerte.
La Archicofradía de la Sangre es la única de la Semana Santa murciana que organiza dos procesiones (junto a la Cofradía de la Caridad desde el 2013), la de la Sangre en la noche del Miércoles Santo y la de la Soledad de la Virgen en la noche del Jueves Santo. La primera de ellas es colorista y hunde sus raíces en los siglos.
Aprendió de los grandes venecianos, Tintoretto y Tiziano, así como los pintores de Emilia, como Parmigianino. Se lo considera creador, junto con Tiziano, de un gusto suntuoso y colorista, que en Venecia se prolongó hasta el siglo XVIII.