collar

collar

(Del lat. collare < collum, cuello.)
1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Adorno que se pone alrededor del cuello la novia lucía un hermoso collar de esmeraldas y diamantes.
2. Objeto que se pone alrededor del cuello de los animales domésticos para defensa, sujeción o adorno no puede pasear el perrito por la calle si no es con collar. collera
3. ZOOLOGÍA Faja de plumas de distinto color que algunas aves tienen alrededor del cuello.
4. MECÁNICA Aro, pieza que se pone alrededor de cualquier pieza circular de una máquina para sujetarla sin impedirle girar. abrazadera
5. HISTORIA Objeto de metal que se ponía alrededor del cuello de los malhechores o de los esclavos.
6. Insignia de algunas magistraturas, dignidades y órdenes de caballería.
7. HERÁLDICA Adorno que rodea el escudo llevando colgada una condecoración.

collar

 
m. Cadena, sarta de perlas, etc., que rodea el cuello como adorno o usan como insignia en algunas magistraturas, dignidades y órdenes de caballería.
Aro de metal puesto al cuello de un malhechor por castigo, de un esclavo como signo de servidumbre, etc.
Aro, gralte. de cuero, que se ciñe al pescuezo de los animales domésticos.
Faja de plumas de distinto color que ciertas aves tienen alrededor del cuello.
ingen. mecán. Anillo que impide girar una pieza circular de una máquina.

collar

(ko'ʎaɾ)
sustantivo masculino
1. adorno que rodea el cuello Llevaba un collar de esmeraldas.
2. aro colocado en el cuello de animales un collar para perros
3. anillo que sujeta cualquier pieza circular de una máquina para impedirle girar Hay que cambiar el collar de esa manguera.
Traducciones

collar

col, collier

collar

náhrdelník, obojek

collar

halsbånd, halskæde

collar

kaulakoru, kaulapanta

collar

ogrlica, uzica

collar

ネックレス, 首輪

collar

목걸이

collar

colar, coleira

collar

halsband

collar

ปลอกคอ, สร้อยคอ

collar

kolye, tasma

collar

dây chuyền, vòng cổ

collar

项圈, 项链

collar

SM
1. (= adorno) → necklace; (= insignia) → chain (of office)
collar de perlaspearl necklace
2. [de perro] → (dog) collar (Zool) → collar, ruff
3. (Mec) → collar, ring
4. collar de fuerzastranglehold

collar collarín

m (ortho) collar; — cervical (rígido, blando) (hard, soft) cervical collar
Ejemplos ?
La muchacha deslumbraba, efectivamente, con su traje de raso, falda verde y blusa amarilla; luciendo en el cuello sucio un triple collar de perlas; zapatos Luis XV; las mejillas brutalmente pintadas y un desdeñoso cigarro de hoja bajo los párpados entornados.
Podeley ganó; tras infinito cambio de dueño, el collar en cuestión y una caja de jabones de olor que halló modo que jugar contra un machete y media docena de medias, que ganó, quedando así satisfecho.
(No entiendo) TERRIBLE ROBO Y ASALTO EN LA PENITENCIARIA. LE ROBARON A LA PRINCESA HUEVONIA SU COLLAR DE ESMERALDAS. FRACASO ROTUNDO DE LA CAMPAÑA MORALIZADORA.
Dios quiera que se le caiga para recogerlo. ¿Y te fijas en su collar? (Ojalá pudiera, entre la bola...) (¡Qué buenota está esa vieja!) Por la señal de la Santa Cruz.
-con insistencia continuó la mayor. -Además, yo le daré este collar y estos aretes para que los cambie... -y se los quitaba- Son perlas legítimas.
Ab-el-Korda fue el primero en felicitarla: el conde de la Espina y Marquesi al oír la noticia se alejó del comedor para regresar pocos minutos después con un hermoso collar de perlas falsas que le ofreció con el más señoril de los ademanes.
La segunda hermana de la mujer del caballero peruano murmuró, en voz suficientemente alta para que la oyeran otros: —¿Dónde se habrá procurado ese collar?
Qué requetebonita estaría ella con aquella falda de seda azul, con aquel mantón blanco y celeste ceñido de modo picaresco a su arrogante busto; con aquel collar en la redonda garganta, con aquellas arracadas de oro en lugar de los dos miserables aros de plata, cuya adquisición se remontaba a los tiempos en que casi andaba gateando.
De lo contrario, serás desterrada." La pobre niña lloró desconsolada, pero he aquí que apareció un estrafalario enano que le ofreció hilar la paja en oro a cambio de su collar.
Bien pueden los tiranos eliminarnos como a nuestros camaradas; no adelantarán con ello una sola pulgada: lograrán tan sólo hacer más grande la hoguera de la rebelión, alcanzarán más presto el último collar: el del dogal.
Modesto principio, que podía llegar a proporcionarle el dinero suficiente para pagar el adelanto en el obraje y volverse en el mismo vapor a Posadas a derrochar su nuevo anticipo. Perdió, perdió los demás cigarros, perdió cinco pesos, el poncho, el collar de su mujer, sus propias botas y su 44.
Se ocupó luego del verdadero collar de juntas que se formaron de Caracas a Buenos Aires y reflexiona: :“Y bien; en este florecer de gobiernos nuevos, distendidos en caprichoso reguero, ¿no habrá tenido que influir algo – poco o mucho – el documento gaditano que acabamos de leer?