cojo


También se encuentra en: Sinónimos.

cojo, a

(Del lat. vulgar coxus.)
1. adj./ s. Que anda con dificultad por algún defecto en las extremidades o carecer de una de ellas se quedó coja. renco
2. adj. coloquial Se aplica al mueble que cojea, se balancea o carece de una pata la mesa está coja. inestable
3. Se aplica a la teoría o idea que está mal fundada o incompleta su razonamiento quedó cojo. defectuoso
4. no ser cojo ni manco coloquial Ser muy inteligente y experimentado no te fíes de las apariencias, que no es cojo ni manco.

cojo, -ja

 
adj.-s. Díc. de la persona que cojea o que carece de un pie o pierna.
adj. Díc. del animal o del objeto que cojea o a quien falta una pata.
Díc. del pie, pierna o pata de donde proviene el cojear.

cojo, -ja

('koxo, -xa)
abreviación
1. que camina o anda con dificultad por un defecto en sus extremidades un pirata cojo
2. que se balancea por algún defecto o por faltarle una pata Ten cuidado porque esa silla está coja.
Sinónimos

cojo

, coja
adjetivo y sustantivo
Traducciones

cojo

chromý

cojo

lam

cojo

lahm

cojo

rampa

cojo

šepav

cojo

びっこの

cojo

다리를 저는

cojo

lam

cojo

kulawy

cojo

aleijado, LAME

cojo

lam

cojo

พิการที่ขา

cojo

topal

cojo

què

cojo

跛足的, 跛脚

cojo

ламе

cojo

跛腳

cojo

1/a
A. ADJ
1. (= de andar defectuoso) → lame
está un poco cojo por la caídahe's a bit lame from the fall
cojo de un pielame in one foot
salió cojo del campo de juegohe left the ground limping
V tb pata A2
2. (= con una sola pierna, pata) → one-legged
el típico pirata cojothe typical one-legged pirate
se quedó cojo en la guerrahe lost a leg in the war
3. [mueble, objeto] → wobbly
4. (= incompleto) [equipo, organización] → weak, lame
su expulsión dejó cojo al equipohis sending-off left the team weak
B. SM/F
1. [de andar defectuoso] → lame person
2. (con una sola pierna) → one-legged person
el cojo echa la culpa al empedradoa bad workman blames his tools

cojo

2
V coger

cojo-a

a. lame, crippled.

cojo -ja

adj lame, crippled; mf lame o crippled person
Ejemplos ?
Tertulios del café de Bodegones eran Larriva y Echegaray, El primero padecía de reumatismo en una pierna, dolencia que le había conquistado el apodo de cojo; y el segundo era de una gordura fenomenal, por lo que el pueblo lo bautizó con el nombre de tinaja.
El adversario no tenía necesidad de ir á Roma por la res- puesta y, entre otras bromas, ensartaba estos pareados: Cállese usted, cojete; cojo y recojo, cojo con bonete; cojo con muletilla; cojo y cojín con sudadero y silla; cojo reqiiiem-eterna que se desencuaderna; palitroque cojito; muleta de costilla de mosquito; mísero monigote, cojo desde los pies hasta el cogote.
El Corre bailando, culimosqueado, de Sayán. El Longaniza, prieto desparramado, de Chuquitanta. El Diablito cojo, pintado, de Hervay. El Sacristán, ajiseco, de Limatambo.
Se estudian actualmente diversos proyectos para las siguientes zonas: Candela, Coah., Pénjamo, Gto., Ríos Papagayo y Tres Palos, Gro., Tecomavaca, Oax., Xicoténcatl, Llera y El Cojo, Tamps., Atoyac y Zaguapam, Tlax., Casas Grandes, Chih., orígenes del Lerma, Méx., Nochixtlán y Cuicatlán, Oax., varios puntos de Yucatán y de Chiapas, así como Valsequillo, Pue., y Tehuantepec, Oax., destinándose a éstos dos últimos estudios, que han de irrigar 70,000 hectáreas, la suma de doscientos setenta y cinco mil pesos.
Aquí la verde pera con la manzana hermosa, de gualda y roja sangre matizada, y de color de rosa la cermeña olorosa tengo, y la endrina de color morada; aquí de la enramada parra que al olmo enlaza melosas uvas cojo; y en cantidad recojo, al tiempo que las ramas desenlaza el caluroso estío, membrillos que coronan este río.
Rodean al bienhechor del cojo, hombre de edad madura, una simpática dama de cabellos canosos, su esposa a no dudarlo, una señora joven, hija de los dos, y un caballero de veintiocho a treinta años, marido de la señora joven.
Y lo vamos a solemnizar haciendo entrega, no hoy, mañana, al cojito de todo esto y de otras cosas que yo misma saldré a comprarle en nombre de Arturín para que éste se las dé en propias manos. Proporcionaremos un día venturoso mañana al cojo y a su madre.
Ya te casarás, hombre, ya te casarás, y se te pasará la calentura, y er día que te arrepientas te cojo y te hago chicharrones, ¿tú te enteras?, pero que chicharrones.
No a las doce, como el día anterior, a las diez sonaba el timbre del domicilio del protector del cojo, y entraba por el gabinete el muchachuelo apoyándose en la muleta y con el rostro compungido.
-Pos si no se lo degüelve usté, la cojo a usté, la prendo a usté, y er día antes de que salga el vapor la llevo a usté a la parroquia y la meto a usté en el trasarlántico.
"Ya sé aonde se va por ese camino -pensó Peralta-. ¡El mismito que mentaba el cura en las prédicas! ¡Cojo pu'el otro lao!". Y cogió.
Apenas echaron carretera arriba, en dirección a las alturas de Sandiás, el chico, traveseando, corrió delante: saltaba sobre una pierna, haciéndose el cojo.