clientela

(redireccionado de clientelas)
También se encuentra en: Sinónimos.

clientela

1. s. f. ECONOMÍA, COMERCIO Conjunto de clientes de una empresa, de un establecimiento o de un profesional para celebrar el centenario de la fundación invitó a cenar a la clientela.
2. Grupo de personas que reciben el patrocinio de alguien poderoso para su promoción una clientela es un linaje artificial, un ámbito privado de ayuda constituido alrededor de la clase dirigente.
3. HISTORIA Protección con que los patricios favorecían a los que se acogían a ellos.

clientela

 
f. Clase social de la ant. Roma formada por plebeyos y libertos que estaban bajo la protección de un patricio a cambio de determinados servicios personales.
Protección, amparo con que los poderosos patrocinan a los que se acogen a ellos.
Conjunto de los clientes de una persona o de un establecimiento mercantil.

clientela

(kljen'tela)
sustantivo femenino
1. conjunto de personas que utiliza determinado servicio o producto La clientela de la empresa decae.
2. conjunto de personas que se someten al amparo de otra y obtienen un beneficio Sus seguidores son mera clientela política.
Sinónimos

clientela

sustantivo femenino
parroquia, cliente.
En el comercio, la diferencia entre clientela y parroquia es la misma que entre cliente y parroquiano. En las profesiones liberales, siempre clientela.
Traducciones

clientela

Klientel

clientela

clientèle

clientela

clientela

clientela

клиентела

clientela

klientela

clientela

kundekreds

clientela

고객

clientela

kundkrets

clientela

SF (Com) → clientele, customers pl (Med) → practice, patients pl
Ejemplos ?
El tratamiento de la información por parte de los medios de comunicación según el autor Alberto Moncada, radica no tanto en suministrar información y entretenimiento a sus clientelas cuanto en vender a los anunciantes sus lectores y audiencias.
El cacique habría sido una pieza más en la estructura de la Administración centralizada: era el jefe local de uno de los partidos, eslabón en la cadena de una de las muchas clientelas que componían el sistema político.
Los romanos aprovechaban la deuotio ibera, mediante la cual los guerreros se ligaban a su jefe hasta la muerte, para crear clientelas entre la sociedad ibera.
Sin embargo, dado que Rodrigo había accedido al trono de forma conflictiva contra los intereses witizanos y aún no habría afirmado su autoridad, y que en el ejército visigodo habría clientelas nobiliarias afectas a la familia de Witiza, estos habrían abandonado al rey en el mismo momento de la batalla lo que habría sentenciado el desastre final.
En un sentido amplio, la estructura de clientelas en la sociedad española no se creó en la época de la Restauración, sino que hunde sus raíces mucho más atrás.
La concreción electoral del caciquismo era tan sólo una de las múltiples formas de manifestarse la influencia de los caciques en una sociedad de clientelas, aún cuando fue la principal característica.
Los objetivos que la dictadura declaraba incluían la simple sustitución de la minúscula política de la etapa caciquil, reducida al servicio de las clientelas, por la «auténtica» política.
Entonces se desató la lucha en el seno de la Conjunción Liberal entre las seis facciones que la integraban, buscando cada una la mayor cantidad de puestos posibles en el encasillado para aumentar su peso político en la coalición y satisfacer las expectativas de las respectivas clientelas (los "amigos políticos").
De hecho, en el mismo partido que controlaba el Consejo de Ministros solían existir distintas tendencias, representadas por los jefes de filas de diversas clientelas, los cuales exigían un número u otro de escaños parlamentarios dependiendo de sus fuerzas.
A través de las clientelas caciquiles llegaba hasta los lugares más recónditos de la geografía española algo parecido a la autoridad.
Después de tanto batallar contra el hábil y escurridizo Sertorio, la falta de progresos tras tres años de campaña supuso el envío en su ayuda de Cneo Pompeyo Magno, al que el Senado concedió sin mucho entusiasmo el cargo proconsular con imperium extraordinarium y nuevo ejército. Este personaje utilizaría la guerra sertoriana para fortalecer y ampliar sus clientelas en la Península Ibérica.
Estas tres grandes familias ejercían el control del gobierno central, a través del favor del Rey, y el gobierno local, por medio de una red de clientelas.