Ejemplos ?
Grimmgarl: Cocodrilo zombie masivo, habitada por dos espíritus del vudú. Taligon: Un lagarto claveteado que utiliza la luz y el calor de alas gigantescas manifiestan periódicamente de energía.
Por último, el francés claveteado algunas de las armas fortaleza, lanzando un número en el mar y regresó a las naves y salió de la bahía para Siguantanejo, donde se evaluó la condición de Palas y llegó a la conclusión de que fue golpeado por unos 15 -16 conchas en el casco y se trasladó a Mazatlán astillero para la reparación.
El tiro de badana debe clavarse sobre el canto de las tablas de modo que no se salga el aire para lo cual se cubre después con una tirilla de cuero el claveteado.
Sobre la puerta y en el eje del arco hay una ventana geminada rematada en tetralóbulo y que probablemente en su momento contaría con una bella vidriera. Las puertas de madera poseen un rico claveteado y un par de escudos heráldicos en la parte superior.
Presenta un zaguán principal que desemboca a un patio con una pileta, su portada ha sido construida en piedra y el portón claveteado con mascarones y aldabas, también destaca la escalera de acceso al segundo piso, cuidadosamente revestida con zulejos venecianos.
En la mano derecha, y mientras caminan, mueven compasadamente un palo claveteado con chinchetas doradas, del que cuelga una cola de caballo.
Presenta la singularidad de haber renunciado a una adecuada armadura de madera que sirviese de soporte a las esculturas, pues se han claveteado la mayor parte de los elementos que lo constituyen al muro de piedra del fondo.
Sobre ellas gravitará en forma de cruz latina universal, un fusil lanzagas en faja y un bastón tonfa en palo; ambos claveteados de oro, en gama de esmalte inglés Iron-grey y Ashen-grey el primero, y sable el segundo. Acolado sobre esta, un casco en sable claveteado de oro terciado al lado diestro y con visera de plata.
Yelmo de Hidalgo Antiguo, "Acero pulido puesto de perfil, mirando al lado diestro, con la visera levantada y dejando ver tres rejillas, coronado por burelete de crin de caballo teñida de azur. Yelmo de Marqués, de plata claveteado de oro, forrado de gules, puesto de frente y siete rejillas en la visera.
Yelmo de Conde, de plata claveteado de oro, forrado de gules, terciado hacia el lado diestro y con siete rejillas en la visera. Yelmo de Vizconde, análogo al de Conde.
La cubierta más resistente que la del ómnibus tiene barandilla para contener los equipajes y fardos y en la que se fija la baca: inmensa piel formada de cuero cosido y claveteado con anillos en las orillas para sujetarla con cuerdas a la barandilla.
El emperador, enfurecido, lo hizo meter en un tonel claveteado con pinchos y lo lanzó desde lo alto de una montaña, haciéndolo rodar; un ángel volvió a salvarlo.