churrigueresco

(redireccionado de churriguerescas)
Búsquedas relacionadas con churriguerescas: Narciso Tomé

churrigueresco, a

1. adj. ARTE Del churriguerismo en el rincón oscuro de la sala había un reloj de pesas con churriguerescos adornos dorados.
2. coloquial Que está demasiado adornado era difícil distinguir a los actores en un decorado tan churrigueresco. charro

churrigueresco

 
adj.-m. arq. Díc. del estilo de la segunda etapa de la arquitectura barroca española (fines s. XVII hasta 1750), caracterizado por el exceso de ornamentación. Recibe el nombre de la familia Churriguera.
Traducciones

churrigueresco

Churrigueresque

churrigueresco

Churrigueresque

churrigueresco

Чурригереско

churrigueresco

Churrigueresk

churrigueresco

Churrigueryzm

churrigueresco

Чуригереска

churrigueresco

Churrigueresque

churrigueresco

Churrigueresque

churrigueresco

Churrigueresque

churrigueresco

Churriguerastil

churrigueresco

ADJ
1. (Arquit) → churrigueresque
2. (= excesivamente adornado) → excessively ornate
Ejemplos ?
En el mismo eje de la portada, ascendiendo, se encuentra un vano sencillo con faldón a la manera de guardamalleta y en el remate, encima del vano, un gran nicho flaqueado por dos pilastras churriguerescas que sostienen una cornisa en medio círculo.
Templo y exconvento de la Asunción, en Apan; construido en 1577. Su retablo principal es considerado una de las primeras obras churriguerescas en México.
A mayor encumbramiento, mayor ignominia, pues hubo que arrastrarse más para subir más alto. Las muchedumbres no deben alucinarse con títulos pomposos ni dejarse deslumbrar con uniformes o vestiduras churriguerescas.
Retablo mayor de madera policromada de trazas churriguerescas (1746) Ermita de Santa Marina Lavadero y potro de singular belleza Roquedal, en el camino de Rabanera Sepulcros Cañón del río Ciruelos Según el profesor Julio Escalona, la Sierra nunca llegó a quedarse totalmente deshabitada durante los siglos VIII y IX, que siguieron a la invasión sarracena.
El encargo fue llevado a cabo en 1727 por el arquitecto madrileño Pedro de Ribera, quien utilizó un gran número de ornamentos, en plena consonancia con las tendencias churriguerescas vigentes en aquel momento.
Su iglesia, de clara planta y arquitectura herreriana, cuenta con diversos altares de estilo barroco con columnas churriguerescas y con un órgano de gran tamaño.
La construcción del templo está datada en el siglo XV y, aunque en él pueden verse influencias churriguerescas, se trata de un templo de estilo gótico, con modificaciones posteriores en estilo neoclásico.
El término nació con sentido despectivo, sinónimo de extravagancia y mal gusto, por parte de críticos y teóricos de la estética academicista. Se entendían por churriguerescas todas aquellas arquitecturas que poseían un marcado movimiento y una abigarrada ornamentación.
Según los expertos el sagrario puede ser anterior a la construcción del retablo. Este es de estilo barroco con influencias churriguerescas conservando frescos los dorados originales.
En la parte exterior puede apreciarse un juego de colores y líneas churriguerescas, que intentan combinar con las piedras en tonos negros, pedrosos y oscuros.
En el centro, el sitial presidencial, cubierto con doselete tallado, sostenido este por cuatro columnas churriguerescas y rematado en cúpula, linterna y cupulino.