Ejemplos ?
No hace más que chillar de la mañana a la noche y, con todos esos rulos en la cabeza y crema de faisán untada por la cara, da miedo incluso a su marido.
El comentario de Homer a Bart de "chillar como una alcancía para el hombre hillbilly" es una referencia a la plataforma del tren el 1972 película Deliverance.
Este pequeño viaje, incluye localidades con construcciones que expresan el estilo Art-decó, futurista y monumental de este creador de grandilocuentes edificios que conservan rasgos de ineludible valor patrimonial y cultural, más allá del paso del tiempo.Resulta un lugar ideal para los amantes de la fotografía.Otras obras de Salamone pueden encontrarse en las localidades de Balcarce, Rauch, Gonzáles Chaves, Salliqueló, Tres Arroyos, Azul, Chillar, Cacharí, Alberti, Vedia, Laprida, Lobería, Pellegrini y Tres Lomas.
Se clausuraron varios ramales en el interior de la Provincia de Buenos Aires, entre ellos toda la línea del ex FC Rosario a Puerto Belgrano, también se clausuraron y levantaron la vía de Nueva Roma a Villa Iris, de Chas a Ayacucho, de Azul a Empalme Cerro Chato en Tandil, de Arroyo de los Huesos a Chillar, de Empalme La Barrancosa a San Enrique, de Alfredo Fortabat (desvío Cacique) a Defferrari y de ésta a Dorrego pasando por Copetonas.
¡Esas margaritas son las peores! ¡Cuando uno se pone a hablar, rompen todas a chillar a la vez de una forma tal que es como para marchitarse!
En griego Teretistris significa “fino o delicado” y fernandinae en latín le viene de ser dedicado al Conde de la Fernandina. En el occidente de Cuba esta especie es llamada chillina por chillar frecuentemente.
Se remansa nuevamente en el extenso reservorio del Pantano del Tranco de Beas a 650 msnm, donde gira al oeste atravesando la Sierra de Las Villas, junto al Charco del Aceite recibe por la izquierda al Arroyo de María y unos tres kilómetros más abajo también por la izquierda al Arroyo del Chillar, para poco después salir del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.
Pero también los más famosos cirujanos se equivocan. Esto era to que nunca se querría reconocer, al contrario, se iban a reír, a chillar.
Entonces, yo, plantándome frente al Capitán, comencé a chillar en defensa de mi primo; pero el Capitán, cruzándose de brazos, rugió: —No toleraré que nadie alarme por su propio gusto a la tripulación.
Todavía don Juan, su señora y sus sobrinas se hubiesen resignado a la presencia de don Olimpio si éste imitase a esos falderillos que se enroscan en una esquina, y dejándoles dormir en paz, ni se rebullen; pero don Olimpio, que ignora el uso de los cepillos de dientes, opiatas, elixires y otros refinamientos, no vive si no se acerca mucho a aquéllos con quienes conversa, y la familia de don Juan empezó a protestar, a chillar que era indispensable zafarse de una vez de pelma semejante.
Comencé a chillar como chillan los gorriones; y en esto se abrió la ventana, me cogieron y una voz dijo con dulzura: -¡Pobrecito!
Una muchachita muy bonita, que tenía los ojos tapados con el delantal y los ojos fijos en la puerta, se puso a chillar cuando entré, creyendo que era un espíritu; pero los demás, que tenían más sangre fría, se alegraron de que me uniera a su compañía.