Ejemplos ?
En breve la lluvia empezó a caer. Fuertes chaparrones nos obligaron a enfundarnos en nuestros impermeables, mientras comentábamos la intempestiva borrasca.
Con entusiasmo, continuó paralelamente con sus vagabundeos por Grecia, los cuales describe él mismo: "Auténticos pioneros, día tras día proseguíamos en ayunas y sin afeitar, agarrados al volante de un moribundo Chevrolet, subiendo y bajando colinas de arena, atravesando marismas, en medio de nubes de polvo y bajo despiadados chaparrones, superábamos incesantemente todos los obstáculos y devorábamos los kilómetros insaciablemente, que solamente nuestros veinte años y nuestro amor hacia esta tierra que descubríamos, podían justificar".
Aunque el huracán no tocó tierra en la parte occidental de Cuba, los Cayos de Florida o la península de Yucatán, las bandas externas del ciclón produjeron vientos con fuerza de tormenta tropical y chaparrones aislados.
Barjacoba está rodeada de cruces, que protegen los vecinos de los chaparrones y también sirven como referencia para orientarse en el monte.
Ráfagas de lluvia llegaron antes que la tormenta, azotándonos como si fueran chaparrones de acero; y en aquellos momentos no había ni árboles ni muros donde guarecerse, y nos vimos forzados a detenernos, en la imposibilidad de continuar la lucha.
Aquella mañana en que vimos detrás de la vidriera de la entrada al mísero piamontés del arpa disputar en vano al viento y a los chaparrones el privilegio de halagar las orejas de los comensales, la animación biliosa de última hora había crecido en razón directa del mal humor taciturno con que el almuerzo había comenzado.
La media de precipitaciones, casi todas en forma de chaparrones, oscila entre los 127 y los 254 mm al año durante la estación del monzón.
La posición geográfica de Yonán determina su clima cuya altitud influye en la cantidad de energía solar, en la inclinación de los rayos solares que inciden sobre el lugar durante el día y la noche e diferentes épocas del año dando lugar a que éste sea cálido, temblado con diferenciales de temperatura cuyo promedio puede establecerse en 24°C oscilando entre 35°C durante la noche; observa ausencia de lluvias salvo en períodos ocasionales por el fenómeno de El Niño, presentándose chaparrones que causan daños por falta de previsión.
Y finalmente, la temporada fría, seca o el invierno, que arranca desde noviembre hasta febrero, con temperaturas gélidas durante la noche y un clima fresco por el día, las lluvias suelen ser leves durante este mes y caer en forma de chubascos o en ocasiones en chaparrones.
Debilitados por el hambre y el calor, el viaje de regreso fue lento, obstaculizado por los chaparrones tropicales de la estación húmeda.
Cuando ocurren las libecciate (corrientes húmedas de lebeche que soplan en la provincia), además de las violentas marejadas se registran intensas precipitaciones orográficas, en particular en las zonas más expuestas a este viento (Montes Picentinos y Cilento), dónde, con estas configuraciones meteorológicas, a veces caen chaparrones.
A finales de 2002 y principios de 2003, fuertes lluvias devastaron la isla en varias ocasiones, incluyendo una serie de chaparrones que crearon barrizales cerca de Messonghi.