cenobítico

(redireccionado de cenobítica)

cenobítico, -ca

 
adj. Relativo al cenobita.

cenobítico, -ca

(θeno'βitiko, -ka)
abreviación
relativo al cenobita una vida cenobítica
Traducciones

cenobítico

cenobitico
Ejemplos ?
Sus funciones debieron estar unidas a las necesidades de la comunidad cenobítica que habitó el lugar, así como a la acogida a los peregrinos.
Se trata de un convento que combina la vida cenobítica con edificaciones que permitan la oración y la contemplación individual, un monasterio-desierto para la provincia de Aragón-Valencia.
El origen del monasterio, como el de la mayoría de los monasterios de la Ribeira Sacra, es eremítico asociado al comienzo del cristianismo en tierras gallegas. El paso de orar en solitario (vida eremítica) a orar en comunidad (vida cenobítica) es evidente en este lugar.
También sabemos que escribió una carta a su hijo Teudila intentando que éste saliera del monasterio para acometer sus responsabilidades en el reino. Los monasterios y la vida cenobítica fueron impulsados por la corona.
La leyenda etíope da el nombre de los «Nueve santos», al grupo de monjes formado por Aregawi, Garima, Alefi, Salamá, Afse, Licanos, Adimata, Pantaleón y Gubas, considerados por la tradición cristiana etíope los verdaderos fundadores del cenobistismo. El progreso decisivo de la vida cenobítica tiene en Basilio de Capadocia.
Cuando en el año 320 Pacomio organiza la vida cenobítica en la Tebaida las monjas del monasterio de Panápolis eran más de cuatrocientas.
En primer lugar, los anacoretas precedieron a la vida cenobítica y no al contrario;, aunque no todos los expertos estén de acuerdo con esta opinión.
En la Iglesia católica, a finales del siglo XI, Bruno de Colonia fundó la Orden de la Cartuja (1084), en La Cartuja (Francia), con un carácter penitencial bien marcado, de silencio casi perpetuo, que unió la vida anacorética con la vida cenobítica, como poco antes lo habían hecho los Camalduleses de Romualdo (primera de las llamadas «congregaciones benedictininas particulares»).
Al principio vivían todos en celdas aisladas; pero habiéndose manifestado entre ellos la tendencia a la vida cenobítica, Roberto edificó en un sitio llamado La Roe, el convento del mismo nombre, dio a los religiosos la regla de San Agustín, y fue durante cierto tiempo su superior.
Pacomio no introdujo la vida cenobítica hasta mas de cincuenta años después, cuando ya hacía mucho tiempo que no se hablaba de esenios ni terapeutas.
Era en realidad un sistema de vida monástica, mezcla de vida contemplativa, con marcado rigor de soledad y penitencias corporales, y de vida cenobítica, que unía diversos grupos bajo una misma dirección.
El 9 de octubre de 1413 se firmó el documento de fundación del Monasterio y Bertran Nicolau lo dotó con 14.000 libras con la condición de que los frailes celebrasen misas por su salvación mientras viviera, y por su alma después de muerto. Pero aquel lugar no era apto para la vida cenobítica, por "falta de agua y leña".