Ejemplos ?
Que no se quite el gobierno político de la República al Cabildo y sus Corregidores, por conocer(se)(las intenciones)de todos los señores de la Real Audiencia, y que las apelaciones que se hicieren de los Fieles Executores, no excediendo de treinta pesos, vayan al Cabildo y no a dicha Real Audiencia, en conformidad de la Real Cedula de Su Majestad, despachada para la Ciudad de los Reyes.
Reales del dicho mi Consejo, donde en vuestra ausencia y rebeldía, habida por presencia, se harán y notificaran los Autos, Citaciones y otras diligencias que se hicieren a pedimento del dicho mi Fiscal en conformidad de una mi Real Cedula que trata sobre este caso y a lo pedido por el Fiscal de la dicha mi Audiencia en ejecución de ella.
alii va una real cedula que copio de un tomo de manuscri- tos de la Biblioteca: — • Venerable y devoto padre provincial de la Compariia « de Jesus en las provincias del Pirii.
« Y habiendo recaido, por esta dolorosa causa, en mi real « persona todos los reinos, estados y sefiorios pertenecien- « tes a la corona de Espana, en que se incluyen los de las » Indias, he resuelto que (como os lo mando) luego que re- ft cibais esta mi cedula acets pendones en mi real nombre % con el de Don Carlos IV, y hagais las demas solemnida- « des de costumbre; y tened por cierto que atendere con ff particular cuidado a todo lo que os tocare, para haceros ff merced en lo que fuere justo y graciable, manteniendoos ff en paz y en justicia.
Articulo 510 Para ser miembro de la junta directiva de un sindicato, tanto de la provisional como de las reglamentarias, deben reunirse los siguientes requisitos, además de los que exijan los estatutos respectivos: a) ser hondureño; b) ser miembro del sindicato; c) estar ejerciendo normalmente, es decir, no en forma ocasional, o a prueba, o como aprendiz, en el momento de la elección, la actividad, profesi6n u oficio característico del sindicato, y haberlo ejercido normalmente por mas de seis (6) meses en el ano anterior; d) saber leer y escribir; e) tener cedula de ciudadanía o tarjeta de identidad...
A) ser hondureño en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos; b) ser miembro activo de una cualquiera de las organizaciones asociadas; c) estar ejerciendo normalmente, en el momento de la elección, la actividad, profesión u oficio característico de su sindicato, y haberlo ejercido normalmente por mas de un (1) ano, con anterioridad; d) saber leer y escribir; e) tener cedula de ciudadanía o tarjeta de identidad, según el caso; y, f) no haber sido condenado a sufrir pena aflictiva, a menos que haya sido rehabilitado, ni estar procesado por delitos comunes en el momento de la elección.
Presidente e Oidores de las nuestras Audiencias Reales de las nuestras Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano y nuestros Gobernadores, Alcaldes Mayores y otras nuestras Justicias de ellas y a cada uno y cualquier(a) de vos en vuestros lugares e jurisdicciones a quien esta mi Cedula fuere mostrada o su traslado signado de Escribano Público.
Y por el Cabildo visto y la Provisión del Emperador Nuestro Señor (por Cedula pasada fecha a catorce de Marzo de mil quinientos y cuarenta y un anos), mandaron que la dicha Real Provisión se pregone públicamente en esta Ciudad, para que se guarde y cumpla, y para ello lo remitieron al Señor Corregidor, y para que la mande executar, y ansí lo proveyeron.
LA CEDULA DE 1.802, CABALLO DE BATALLA POR PARTE DEL PERÚ A pesar de que en el Protocolo Pedemonte-Mosquera acepta el Perú la línea Túmbez-Marañón, objetando ligeramente los límites sobre el territorio de Jaén, empero ya comienza a columbrarse el fantasma obsesionante de la Cédula de 1.802.
Por mandado del Rey, Nuestro Señor, Juan Bautista Sáenz Navarrete. CARTA DE DON PEDRO GONZALES DE MENDOZA DEL CONSEJO DE SU MAJESTAD SOBRE LA REMISION DE ESTA CEDULA.
Pretensión de Navío con Permiso a la Nueva España.- Y, luego, el Procurador General propuso en este Cabildo como en los días pasados el Maestre del Campo Baltasar Malo de Molina, Corregidor de esta Ciudad, escribió a este Cabildo le remitiese un tanto de la Real Cedula de Su Magestad sobre el despacho que esta Ciudad pretende de que salga navío de premiso/permiso para México con frutos de la tierra de esta Ciudad, para acudir a esta causa el tiempo que estuviere en la Ciudad de los Reyes.
Lo primero, que en consideración de la Provisión que presenta Vuestra Excelencia, su fecha en esta Ciudad, a diez y siete de Febrero del año de (seiscientos) treinta y dos en que esta insertada (la) Real Cedula de Su Magestad...