caudillo

(redireccionado de caudillos)
También se encuentra en: Sinónimos.

caudillo

(Del lat. capitellum, cabecilla.)
1. s. m. Persona que dirige alguna colectividad.
2. MILITAR, POLÍTICA Jefe, militar o no, que comanda una tropa o un ejército, especialmente en caso de guerra.

caudillo

 
m. El que, como cabeza, guía y manda la gente de guerra.
El que dirige algún gremio, comunidad o cuerpo.

caudillo

(kaw'ðiʎo)
sustantivo masculino
persona que comanda un ejército o una asociación El caudillo ordenó la retirada.
Sinónimos

caudillo

sustantivo masculino
2 (Argentina) cacique.
Traducciones

caudillo

boss, chief, leader

caudillo

chef

caudillo

capo, duce

caudillo

SM
1. (Mil) → leader, chief
el Caudillo (Esp) → the Caudillo, Franco
2. (Pol) → boss
3. (LAm) (= tirano) → tyrant; (= líder) → political boss, leader
Ejemplos ?
La correspondencia de todos estos caudillos, que el original se conserva en el archivo de Buenos Aires, es digna de estudiarse bajo este punto de vista.
Congregaos para estímulo y aliento recíprocos y en testimonio de gratitud a los que os precedieron en la senda del honor, el día 10 de marzo de cada año, aniversario de la muerte de aquel piadoso y ejemplarísimo Abuelo mío, que, con no menos razón que los primeros caudillos coronados de la Reconquista, tiene derecho a figurar en el catálogo de los Reyes genuinamente españoles.
Pero antes éste se comprometía a prestar obediencia a las ordenanzas de la totalidad, o sea a la Constitución que se había dado la ciudad al fundarse. Se cumple este requisito en todos los tiempos y se cumple frente a los caudillos más temibles y de más poder.
El instituto popular dirigía aquellas masas conmovidas por el propio revolucionario y de su seno surgían caudillos que se disputaban la supremacía sin tener ninguno de ellos la capacidad, ni la energía suficiente para dominarlas.
Se propone luchar contra la pasividad ciudadana, que muchas veces contribuyó al surgimiento de caudillos, y busca en su vida institucional contribuir a que la vida nacional se encarrile, se oriente por la vía institucional.
La firmeza en el mando y el espíritu de orden, calidades que poseía en alto grado, lo hacían a propósito para subordinar las inquietas ambiciones de aquellos oscuros caudillos, que presagiaban ya la anarquía que más tarde debía brotar en su seno”.
A partir de 1815 Buenos Aires intentó resolver la cuestión del reconocimiento diplomático europeo y la estabilización de la situación interna a través de fórmulas monárquico constitucionalistas, que no llegaron a concretarse por la actitud intransigente del absolutismo español, los recelos entre los miembros de la Santa Alianza y la creciente fuerza de los sentimientos republicanos entre las huestes comandadas por los caudillos federalistas.
La Convención no tuvo tiempo ó no quiso ocuparse de tales sofisterías; pero vino la guerra civil, y uno de los caudillos, el general Salaverry, para propiciarse el apoyo de las acaudalados, los complació á medias, restableciendo el comercio o tráfico de esclavos traídos del extranjero.
Este punto acababa de ser el teatro de escenas de violencia y de sangre, provocadas por la codicia de los nuevos caudillos de la democracia bárbara y su presencia le restituyó el orden y la seguridad de que tanto necesitaba.
De manera que todos somos acreedores y deudores a la vez. No comencemos, compañero, por hacer caudillos para que mañana se conviertan en tiranos.
Como la conducción hegemónica en las caóticas condiciones de la pos-emancipación no era posible sin la intervención de la fuerza militar, los caudillos y el ejército asumieron el papel de garantes de los intereses representados por los grupos dominantes.
Sólo a sus tres caudillos se reduce la fuerza que no huye el desenlace; y allí muere Zerbín, que aún a pie corre, si el buen Reinaldo a tiempo no lo acorre.