caricaturar

(redireccionado de caricaturas)

caricaturar

v. tr. Caricaturizar a una persona o cosa.

caricaturar

(kaɾikatu'ɾaɾ)
verbo transitivo
representar algo exagerando sus rasgos Caricatura a la clase dirigente en todos sus artículos.

caricaturar


Participio Pasado: caricaturado
Gerundio: caricaturando

Presente Indicativo
yo caricaturo
tú caricaturas
Ud./él/ella caricatura
nosotros, -as caricaturamos
vosotros, -as caricaturáis
Uds./ellos/ellas caricaturan
Imperfecto
yo caricaturaba
tú caricaturabas
Ud./él/ella caricaturaba
nosotros, -as caricaturábamos
vosotros, -as caricaturabais
Uds./ellos/ellas caricaturaban
Futuro
yo caricaturaré
tú caricaturarás
Ud./él/ella caricaturará
nosotros, -as caricaturaremos
vosotros, -as caricaturaréis
Uds./ellos/ellas caricaturarán
Pretérito
yo caricaturé
tú caricaturaste
Ud./él/ella caricaturó
nosotros, -as caricaturamos
vosotros, -as caricaturasteis
Uds./ellos/ellas caricaturaron
Condicional
yo caricaturaría
tú caricaturarías
Ud./él/ella caricaturaría
nosotros, -as caricaturaríamos
vosotros, -as caricaturaríais
Uds./ellos/ellas caricaturarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo caricaturara
tú caricaturaras
Ud./él/ella caricaturara
nosotros, -as caricaturáramos
vosotros, -as caricaturarais
Uds./ellos/ellas caricaturaran
yo caricaturase
tú caricaturases
Ud./él/ella caricaturase
nosotros, -as caricaturásemos
vosotros, -as caricaturaseis
Uds./ellos/ellas caricaturasen
Presente de Subjuntivo
yo caricature
tú caricatures
Ud./él/ella caricature
nosotros, -as caricaturemos
vosotros, -as caricaturéis
Uds./ellos/ellas caricaturen
Futuro de Subjuntivo
yo caricaturare
tú caricaturares
Ud./él/ella caricaturare
nosotros, -as caricaturáremos
vosotros, -as caricaturareis
Uds./ellos/ellas caricaturaren
Imperativo
caricatura (tú)
caricature (Ud./él/ella)
caricaturad (vosotros, -as)
caricaturen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había caricaturado
tú habías caricaturado
Ud./él/ella había caricaturado
nosotros, -as habíamos caricaturado
vosotros, -as habíais caricaturado
Uds./ellos/ellas habían caricaturado
Futuro Perfecto
yo habré caricaturado
tú habrás caricaturado
Ud./él/ella habrá caricaturado
nosotros, -as habremos caricaturado
vosotros, -as habréis caricaturado
Uds./ellos/ellas habrán caricaturado
Pretérito Perfecto
yo he caricaturado
tú has caricaturado
Ud./él/ella ha caricaturado
nosotros, -as hemos caricaturado
vosotros, -as habéis caricaturado
Uds./ellos/ellas han caricaturado
Condicional Anterior
yo habría caricaturado
tú habrías caricaturado
Ud./él/ella habría caricaturado
nosotros, -as habríamos caricaturado
vosotros, -as habríais caricaturado
Uds./ellos/ellas habrían caricaturado
Pretérito Anterior
yo hube caricaturado
tú hubiste caricaturado
Ud./él/ella hubo caricaturado
nosotros, -as hubimos caricaturado
vosotros, -as hubísteis caricaturado
Uds./ellos/ellas hubieron caricaturado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya caricaturado
tú hayas caricaturado
Ud./él/ella haya caricaturado
nosotros, -as hayamos caricaturado
vosotros, -as hayáis caricaturado
Uds./ellos/ellas hayan caricaturado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera caricaturado
tú hubieras caricaturado
Ud./él/ella hubiera caricaturado
nosotros, -as hubiéramos caricaturado
vosotros, -as hubierais caricaturado
Uds./ellos/ellas hubieran caricaturado
Presente Continuo
yo estoy caricaturando
tú estás caricaturando
Ud./él/ella está caricaturando
nosotros, -as estamos caricaturando
vosotros, -as estáis caricaturando
Uds./ellos/ellas están caricaturando
Pretérito Continuo
yo estuve caricaturando
tú estuviste caricaturando
Ud./él/ella estuvo caricaturando
nosotros, -as estuvimos caricaturando
vosotros, -as estuvisteis caricaturando
Uds./ellos/ellas estuvieron caricaturando
Imperfecto Continuo
yo estaba caricaturando
tú estabas caricaturando
Ud./él/ella estaba caricaturando
nosotros, -as estábamos caricaturando
vosotros, -as estabais caricaturando
Uds./ellos/ellas estaban caricaturando
Futuro Continuo
yo estaré caricaturando
tú estarás caricaturando
Ud./él/ella estará caricaturando
nosotros, -as estaremos caricaturando
vosotros, -as estaréis caricaturando
Uds./ellos/ellas estarán caricaturando
Condicional Continuo
yo estaría caricaturando
tú estarías caricaturando
Ud./él/ella estaría caricaturando
nosotros, -as estaríamos caricaturando
vosotros, -as estaríais caricaturando
Uds./ellos/ellas estarían caricaturando
Ejemplos ?
Nosotros aquí sí insistimos en que por más caricaturas que se intenten hacer...
Y es que el chismoso matalascallando, mosquita muerta, ha logrado la atención de sus congéneres con argucias humorísticas que se toman el aire de alta sátira y han encontrado apoyos comerciales que los imponen, aunque sus intentos no lleguen ni a caricaturas (¿Sabrán de Petronio 66; Apuleyo, 158; Boccaccio, 1353; Villón, 1463; Rabelais, 1532, 1534, 1546, 1564; Quevedo, 1626, 1627, 1648; Villiers de l’Isle-Adam, 1886; Jarry 1896, 1911 o Joyce, 1922; por citar algunos, según obligan las serias jerarquías investigativas ?).
Y hay algunos que dedican el primero, el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto cintillo a noticias llenas de segunda intención, llenas de intriga, llenas de mala fe. Hay caricaturas casi continuas que están también llenas de mala intención y de mala fe.
Y he aquí que, terminada la función, habiendo desfilado los que le daban brillo con su presencia, avanzaron hacia el altar mayor unos figurones desmesurados, de descomunal alzada: eran morazos con abigarrados turbantes, peregrinos vestidos como el del Pico, caricaturas de petimetres y petimetras, espantajos geográficos de «partes del mundo»; y venían a paso vivo, y se paraban ante el Numen, ejecutando su danza de todos los años, mientras la gaita reía, estridulaba, se lamentaba en alguna nota marcándoles el compás con su música popular, agreste, llena de gozoso sentimiento.
Sus padres, que ven por fin decididamente que no hay forma de hacerle abogado, le hacen meritorio; pero como no asiste a la oficina, como bosqueja en ella las caricaturas de los jefes, porque tiene el instinto del dibujo, se muda de bisiesto y se trata de hacerlo militar; en cuanto está declarado irremisiblemente mala cabeza se le busca una charretera, y, si se encuentra, ya es un hombre hecho.
La madre oía sin cesar la encantadora media lengua de Celinina, diciendo las cosas al revés, y haciendo de las palabras de nuestro idioma graciosas caricaturas filológicas que afluían de su linda boca, como la música más que puede conmover el corazón de una madre.
Y como Case no era un miserable, dicho se está que se quedó con las calabazas y sin aquel filón de sátira y caricaturas a la pluma que le proporcionaban las ridículas pretensiones de don Diego Paredes, el pobre viudo, el padre de Elena, el ilustre prócer, a quien tanto quería su hija única.
Ignorantón, pero de mucha verbosidad, haciendo un eterno batiborrillo de latín, castellano y quichua, y formando una ensalada pestífera con la filosofía, los cánones y las súmulas, era el tipo más perfecto del pedante de la sierra, que en punto a pedantes es el summun de la especie. Dado a todos los vicios que envilecen al hombre, se mofaba públicamente del obispo, agraviándolo en pasquines y caricaturas.
Los que de palabra o por escrito, por medio de la imprenta, grabado u otro medio mecánico de publicación, en estampas, alegorías, caricaturas, emblemas o alusiones injurien u ofendan clara o encubiertamente al Ejército o a la Armada o a instituciones, armas, clases o cuerpos determinados del mismo, serán castigados con la pena de prisión correccional.
Por ejemplo, el bloque 1 arranca con el proyecto “Identificar textos útiles para obtener información acerca de un tema.” que para el docente parece claro, sólo que al ir desarrollando las actividades, se estrella con ellas: los niños no saben qué es ser experto, aunque acaso tienen una idea aproximada de ello por lo que saben de caricaturas o videojuegos.
Son los mismos que hoy pude ver en un diario donde colocan mi caricatura, que no me molesta, a mí me divierten mucho las caricaturas y las propias son las que más me divierten, pero era una caricatura donde tenía una venda cruzada en la boca, en un mensaje cuasi mafioso.
Ahora, Francia tenía una Montaña al lado de un Napoleón, prueba de que ambos no eran más que caricaturas sin vida de las grandes realidades cuyos nombres ostentaban.