cantado

Búsquedas relacionadas con cantado: cantada, contado

cantado, -da

(kan'taðo, -ða)
abreviación
que se sabe o conoce de antemano Su nombramiento como directora estaba cantado. Cantado que tenemos que rendir de nuevo.
Traducciones

cantado

ADJ estar cantadoto be totally predictable
Ejemplos ?
Ahora bien; si es uno de esos mentecatos que creen que guardo ojeriza a un pueblo o una patria cuando le he cantado las verdades a alguno de sus hijos irreflexivos, lo mejor que puede hacer es no contestarles.
Pero las ánimas, con sus vocecitas, le imploraron con insistencia: - ¡Añade algo tú, añade algo más todavía, Isabeau! - Hoy ya no ─respondió ella─, pero volveré antes de que el gallo haya cantado cuatro veces.
¡Ah, condenado engendro de Satanás!, exclamó Garcés con voz espantosa, recogiendo la ballesta con una rapidez indecible, pronto has cantado victoria pronto te has creído fuera de mi alcance, y esto diciendo, dejó volar la saeta, que partió silbando y fue a perderse en la oscuridad del soto, en el fondo del cual sonó al mismo tiempo un grito, al que siguieron después unos sonidos sofocados.
Zurita no se parecía al vencedor de Héctor, según nos le figuramos, de acuerdo con los datos de la poesía. Nada menos épico ni digno de ser cantado por Homero que la figurilla de Zurita.
Te Deum laudamus fue altament cantado, Tibi laus, tibi gloria fue bien reyterado: Diçien Salve Regina, cantabanla de grado, Otros cantos dulçes de son e de dictado.
Prohibió que las tapadas usaran saya celeste u otras prendas de ese color que estuvo a la moda en la época de San Martín, y condenó al servicio de los hospitales a varias muchachas del genio alegre, por el crimen de haber cantado esta copla muy popular a la sazón: ::«A D.
Ahora puedo decir de mí mismo y de mi amigo Copperfield las palabras que hemos cantado tantas veces juntos: Hemos recorrido los campos buscando el oro en sentido figurado «en varias ocasiones».
Y viniendo él con la cruz y agua bendita, después de haber sobre él cantado, el señor mi amo, puestas las manos al cielo y los ojos que casi nada se le parecía sino un poco de blanco, comienza una oración no menos larga que devota, con la cual hizo llorar a toda la gente como suelen hazer en los sermones de Pasión, de predicador y auditorio devoto, suplicando a Nuestro Señor, pues no quería la muerte del pecador, sino su vida y arrepentimiento, que aquel encaminado por el demonio y persuadido de la muerte y pecado, le quisiese perdonar y dar vida y salud, para que se arrepintiese y confesase sus pecados.
En esta composición he cantado el poder y la grandeza de este personaje, pero debe usted prometerme solemnemente que no lo revelará a mi marido ni a nadie.
Leo aquí: “Todas las piedras, todas las flechas de la oposición cayeron contra Oscar Schemel —estoy leyendo, este es un artículo de Aporrea— presidente de la Agencia de Inteligencia e Investigaciones Hinterlaces, por sostener como lo hizo hasta el último minuto, que en las elecciones del 7 de octubre, estaba cantado —entre comillas— el triunfo del presidente Hugo Chávez.
i de mi baxa lira tanto pudiese el son, que en un momento aplacase la ira del animoso viento y la furia del mar y el movimiento; y en ásperas montañas con el suave canto enterneciese las fieras alimañas, los árboles moviese, y al son confusamente los traxese; no pienses que cantado sería de mí, hermosa flor de Gnido, el fiero Marte airado, a muerte convertido, de polvo y sangre, y de sudor teñido; ni aquellos capitanes en las sublimes ruedas colocados, por quien los alemanes el fiero cuello atados, y los franceses van domesticados.
¿Por qué cometí esa brutalidad digna de un carretero e intenté un asesinato de que me salvó el tamaño del puñal que es más bien una joya que un arma, yo el libertino curioso de los pecados raros que ha tratado de ver en la vida real, con voluptuoso diletantismo, las más extrañas prácticas, inventadas por la depravación humana, yo el poeta de las decadencias que ha cantado a Safo la lesbiana y los amores de Adriano y Antinoo en estrofas cinceladas como piedras preciosas?