cancel


También se encuentra en: Sinónimos.

cancel

(Del lat. cancellus, verja o barandilla enrejada.)
1. s. m. Contrapuerta o mampara que se pone para evitar corrientes de aire al abrir la puerta exterior de un edificio o local.
2. Balaustrada o reja que delimita el altar de una iglesia o rodea la pila bautismal.
3. Argent., Méx. Puerta o verja que separa el vestíbulo o el patio del zaguán. cancela
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

cancel

 
m. arq. Contrapuerta.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

cancel

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

cancel:

tejadillomampara, visera, bastidor, contrapuerta, antipara, pantalla, parasol, persiana, biombo,
Traducciones

cancel

annulla

cancel

annuler

cancel

annuleren

cancel

cancelar

cancel

Anuluj

cancel

取消

cancel

取消

cancel

Zrušit

cancel

キャンセル

cancel

취소

cancel

Avbryt

cancel

ยกเลิก

cancel

SM
1. (= contrapuerta) → storm door, windproof door
2. (= tabique) → partition, thin wall (Méx) (= mampara) → folding screen
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Sigue mi camino, pues, y de una verja detrás, un atrio acaso hallarás a pocos pasos que des. Sube tres gradas, si puedes, da un paso más, y con él tocarás en el cancel, donde es fuerza que te quedes.
Quise saber la verdad y resolví oír ocultamente la consulta. Me retiré a mi cuarto, pero saliendo inmediatamente entré a una alcoba vecina de la sala y separada de ésta sólo por un cancel.
Habíamos llegado a Santa María y tuvimos que guarecernos en el cancel de la iglesia para dejar la calle a unos soldados de a caballo que subían en tropel: Eran lanceros castellanos que volvían de una guardia fuera de la ciudad: Entre el cálido coro de los clarines se levantaban encrespados los relinchos, y en el viejo empedrado de la calle las herraduras resonaban valientes y marciales, con ese noble son que tienen en el romancero las armas de los paladines.
Se trataba entonces de disuadir a los acreedores, de engatusar a los "gallegos de mierda", de calmar el coraje de la gente plebeya que sin tacto alguno vociferaba a la puerta cancel reclamando el pago de las mercaderías, ingenuamente dadas a crédito.
Caperucita roja, que oyó la ronca voz del lobo, tuvo miedo al principio, pero creyendo que su abuela estaba constipada, contestó: -Soy yo, vuestra nieta, Caperucita roja, que os trae una torta y un tarrito de manteca que os envía mi madre. El lobo gritó procurando endulzar la voz: -Tira del cordel y se abrirá el cancel.
Quizá escapasen estas y otras señales a los ojos del buen viejo, aunque no, desde luego, a los de quien constituía su recóndita causa. Cierto atardecer de verano el joven llegó a galope por la carretera y se detuvo frente al cancel.
Yo anhelo, Señora, Que en mi tiniebla pongas para siempre Una rojiza aspiración, hermana Del inmóvil incendio de tus torres, Y que me dejes ir En mi última década A tu nave, cardíaco O gotoso, y ya trémulo, Para elevarte mi oración asmática Junto al mismo cancel Que oyó mi prez valiente, En aquella alborada en que soñé Prender a un blanco pecho Una fecunda rama de azahar.
La buena de la abuela, que estaba en cama porque se sentía indispuesta, contestó gritando: -Tira del cordel y se abrirá el cancel.
Amordazado el ruiseñor, desierto el arrayán, el día deshonrado, tembloroso el cancel, el patio muerto y el surtidos, en medio, degollado.
Ora aparecía el número fatal sobre una pared, ora en el suelo, más tarde, quizá, en un pequeño rótulo pegado al cancel del jardín o a la baranda.
Figúrate que llega a descubrir el paradero de ese bandido a quien persigue, que este va armado ¿qué ha de hacer sino intentar matar a Pedro para que no le encierre en una cancel de la que saldrá para ser fusilado?
La historia de dama que aguarda su amante doncel: y cree del que boga sentir en el viento la voz que se ahoga lejana, con lento murmullo vibrando del lago al lindel; y cree a los reflejos del agua que brilla mirar a lo lejos bogar la barquilla, la franja de sombra rasando en la orilla que en ella dibuja boscoso el vergel: y cree de la torre sentir el rastrillo, y ver a la dama salir del castillo, cruzar el desierto sendero del huerto, salvarle, y abierto dejar el cancel: llegar a la orilla, y enviar a la opuesta del breve estribillo la voz repetida por él en el mote del cántico puesta; señal convenida con que ella contesta, pregunta y respuesta que, dada y pedida, en ida y venida se dan ella y él.