calor


También se encuentra en: Sinónimos.

calor

(Del lat. calor.)
1. s. m. Sensación producida por un aumento de la temperatura corporal o ambiental una ola de calor arrasó las comarcas del sur. bochorno frío
2. Afecto o interés con que se recibe o se trata a las personas no tiene en su familia el calor suficiente.
3. Entusiasmo y viveza discutieron con calor sobre el paro. ardor
4. Momento en el que una acción se encuentra en su punto más interesante o decisivo en el calor de la batalla, la caballería atacó. fervor
5. FÍSICA Energía que pasa de un cuerpo a otro cuando están en contacto, que hace que se equilibren sus temperaturas.
6. calor específico FÍSICA Cantidad de calor necesaria para elevar en un grado la temperatura de una unidad de masa. calor másico
7. ahogarse o asarse de calor coloquial Sentirlo de manera excesiva, molestar mucho a mediodía nos asamos de calor.
8. al calor de alguien o algo loc. adv. coloquial Bajo su amparo o protección, con su ayuda al calor de sus amigos superó la muerte de su madre.
9. entrar en calor coloquial Comenzar a sentirlo el que tenía frío con sólo una copita entré en calor.

calor

 
m. termo. Energía transferida entre dos sistemas y que está relacionada con la diferencia de temperatura existente entre ellos. Puede medirse en unidades de trabajo (julio), pero frecuentemente se usa la caloría o la kilocaloría.
calor específico Calor necesario para elevar en un grado centígrado la unidad de masa de un cuerpo.

calor

(ka'loɾ)
sustantivo masculino
1. frío sensación efecto de la elevación de la temperatura calor ambiental
2. actitud entusiasta Fue recibido con calor.
Sinónimos

calor

sustantivo masculino
1 calórico. frío.
Calor designa el agente o energía física, la elevación de temperatura y la sensación que esta produce. Calórico se toma únicamente en la primera de estas tres acepciones. En la física antigua se suponía que el calórico era un fluido al cual se debían los fenómenos caloríficos; desechada hoy aquella hipótesis, la palabra calórico ha caído en desuso.
2 ardor, ardimiento, actividad, fervor, viveza, entusiasmo, energía.
Calor se usa principalmente, en este sentido, con los verbos tomar y poner: toma las cosas con demasiado calor.
3 favor, buena acogida.
Por ejemplo: echo en falta el calor de mi familia cuando estoy de viaje.
Traducciones

calor

heat, warmth

calor

топлина

calor

chaleur

calor

calor

calor

teplo

calor

varme

calor

kuumuus

calor

vrućina

calor

calor

calor

varme

calor

ciepło

calor

värme

calor

ความร้อน

calor

ısı

calor

nhiệt

calor

calor

חום

calor

SM (a veces SF)
1. (= alta temperatura) → heat
no puedo dormir con este calorI can't sleep in this heat
no soporto los calores del veranoI can't cope with the heat in summer
un material resistente al calora heat-resistant material
¡qué calor!it's really hot!
nos sentamos al calor de la chimeneawe sat by the heat of the fire, we sat by the warm fireside
dar calor el fuego da un calorcito muy agradablethe fire gives off a very pleasant heat
esta camiseta me da demasiado calorthis shirt is too hot o warm
entrar en calorto get warm
un café para entrar en calora coffee to warm you/us up
hacer calorto be hot
hace muchísimo calorit's very hot
mañana hará mucho calorit will be very hot tomorrow
pasar calorto be hot
nunca he pasado tanto calor como hoyI've never been o felt as hot as today
tener calorto be hot
tengo mucho calorI'm very hot
V tb asar B
2. (= afecto) → warmth and affection
un niño falto de calora child deprived of warmth and affection
calor humanohuman warmth
3. calores [de la menopausia] → hot flushes, hot flashes (EEUU)

ca·lor

m. heat; warmth;
___ de conducciónconductive ___;
___ de convecciónconvective ___;
___ secodry ___;
hace ___it is hot;
pérdida de ______ loss;
tener ___to be hot.

calor

m heat, warmth; — corporal body heat; tener or sentir — to be o feel hot; Tengo mucho calor..I’m very hot.
Ejemplos ?
Pero los elementos más enemigos son los más contrarios, como el frío y el calor, lo seco y lo húmedo, lo amargo y lo dulce y los otros de la misma especie.
Enteramente parecido a un hombre salió el sol; sin fuerza su calor; solamente se mostró cuando nació; no permaneció sino como un espejo.
Gran parte de la monstruosa tierra ardía con terrible humareda y se fundía igual que el estaño cuando por arte de los hombres se calienta en el bien horadado crisol o el hierro que es mucho más resistente, cuando se le somete al calor del fuego en los barrancos de las montañas, se funde en el suelo divino por obra de Hefesto; así entonces se fundía la tierra con la llama del ardiente fuego.
Corrió aquí y allá para recoger combustible, pero todos los objetos que encontraba eran demasiado pesados y no podía arrojarlos al fuego, dada la distancia que le imponía el calor.
Subercasaux encendía temprano el horno, y los ensayistas, encogidos por el frío y restregándose las manos, sentábanse a su calor a modelar.
Luz excesiva, sombras amarillentas, calor silencioso de horno sobre la carne, que hace sudar al malacara inmóvil ante el bananal prohibido.
-Pos la Paloma encomenzó a llorar como si estuviera abocaíta a morirse, y en las jieles se vio el Toño pa consolarla, y a los tres o cuatro días le estaba ella pidiendo perdón por sus alegrías de ojos con el de Chiclana, y el de Chiclana, que lo que andaba buscando era un recreo de upa, al ver la que se le venía encima, un día se largó a Ecija con un tío suyo juyéndole al calor, y desde aquel día no se le podía mentar el mozo a la Rosario sin que ésta tuviera que tomarse a escape un contra veneno.
Cada perro se echó bajo un algodonero, acompañando con su jadeo los golpes sordos de la azada. Entretanto el calor crecía. En el paisaje silencioso y encegueciente de sol, el aire vibraba a todos lados, dañando la vista.
Como el sol, el calor y la calma ambiente, el padre abre también su corazón a la naturaleza. —Ten cuidado, chiquito —dice a su hijo; abreviando en esa frase todas las observaciones del caso y que su hijo comprende perfectamente.
Y la tarde del día 24, el niño, más amodorrado que nunca, se quejaba mansamente de frío, a pesar de la gran chimenea, en que ardía alta hoguera de leña seca, cuyas llamas regocijaban y derramaban suave calor.
El caso es que ayer salí como todas las noches después de la cena. Hacía bueno, una temperatura agradable, hacía calor. Mientras bajaba hacia los bulevares, miraba sobre mi cabeza el río negro y lleno de estrellas recortado en el cielo por los tejados de la calle, que se curvaba y ondeaba como un auténtico torrente, un caudal rodante de astros.
Íbase a mis pajas y trastornábalas, y a mí con ellas, pensando que se iba para mí y se envolvía en mis pajas o en mi sayo, porque le decían que de noche acaecía a estos animales, buscando calor, irse a las cunas donde están criaturas y aun mordellas y hacerles peligrar.