cabrito

(redireccionado de cabritos)
También se encuentra en: Sinónimos.

cabrito, a

1. adj. Que tiene malas intenciones. malévolo
2. s. m. Cría de la cabra desde el nacimiento hasta el destete la cabra tuvo dos cabritos.
3. vulgar Hombre que consiente el adulterio de su mujer. cabrón
4. vulgar Cliente de prostíbulos.
5. s. f. pl. Chile Palomitas de maíz.

cabrito

 
m. zool. Cría de la cabra, desde que nace hasta que deja de mamar.
fig.Persona cuya conducta hace mal a otras personas o que no tiene buenas intenciones.
fig.Cabrón, el que consiente el adulterio.
Sinónimos

cabrito

, cabrita
sustantivo
1 choto.
2 (malsonante)cabrón (malsonante), canalla, ruin.

cabrito:

bribónmalintencionado, chivo, choto, inconveniente, cabrón, canalla, malo, pérfido, perjudicial, malévolo,
Traducciones

cabrito

kid

cabrito

capretto

cabrito

Kid

cabrito

Kid

cabrito

Kid

cabrito

Kid

cabrito

Kid

cabrito

孩子

cabrito

孩子

cabrito

Kid

cabrito

Kid

cabrito

SM
1. (Zool) → kid
a cabritoastride
2. (= cabrón) → swine; (= cornudo) → cuckold; [de prostituta] → client
¡cabrito!you swine!
3. cabritos (Chile) (= palomitas) → popcorn sing
Ejemplos ?
Fuertes cazadores armados de hierros fueron destrozados. Los duros colmillos dieron cuenta de los más bravos perros, como de cabritos y de corderillos.
Los reyes obsequiaron al pueblo con una comida compuesta de sopa, en la que se emplearon 400,000 panes, y para el caldo 100,000 gallinas y 2,000 vacas; pescado frito y en salsa, consumiéndose 80,000 merluzas, 40,000 anguilas, 150,000 salmonetes y 200,000 lenguados; y después hasta 5,000 cabritos, 100,000 terneras y 300,000 pavos asados.
Al divino Méstor, a Troilo, que combatía en carro, y a Héctor, que era un dios entre los hombres y no parecía hijo de un mortal, sino de una divinidad, Ares les hizo perecer; y restan los que son indignos, embusteros, danzarines, señalados únicamente en los coros y hábiles en robar al pueblo corderos y cabritos.
Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.
Quién la cerviz oprime con la manchada copia de los cabritos más retozadores, tan golosos, que gime 300 el que menos peinar puede las flores de su guirnalda propia.
25.33. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. 25.34. Entonces dirá el Rey a los de su derecha: "Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.
15 Y tomó Rebeca los vestidos de Esaú su hijo mayor, los preciosos, que ella tenía en casa, y vistió á Jacob su hijo menor: 16 E hízole vestir sobre sus manos y sobre la cerviz donde no tenía vello, las pieles de los cabritos de las cabras; 17 Y entregó los guisados y el pan que había aderezado, en mano de Jacob su hijo.
3 Y como de allí te fueres más adelante, y llegares á la campiña de Tabor, te saldrán al encuentro tres hombres que suben á Dios en Beth-el, llevando el uno tres cabritos, y el otro tres tortas de pan, y el tercero una vasija de vino: 4 Los cuales, luego que te hayan saludado, te darán dos panes, los que tomarás de manos de ellos.
Si tu no sabes mi querida espósa :::Hallar las mis ovejas dó sestean, :::Aballa tu ganádo presurosa, :::Y tus cabritos que pacer deséan.
Como los voraces lobos acometen a corderos o cabritos, arrebatándolos de un hato que se dispersa en el monte por la impericia del pastor, pues así que aquéllos los ven se los llevan y despedazan por tener los últimos un corazón tímido; así los dánaos cargaban sobre los teucros, y éstos pensando en la fuga horrísona, olvidábanse de mostrar su impetuoso valor.
De aquí dimana que al Tabernáculo del testimonio, que cuando viajaba el pueblo de Dios era como un templo portátil, mandó Dios que se le hiciesen once velos cilicinos; esto es, hechos de pelos de cabras y camellos, porque en el cilicio está la memoria de los pecados cometidos por los cabritos que han de estar a la siniestra; y confesando esta verdad nos postramos con cilicio, como diciendo lo que expresa el real profeta: «Mi pecado está siempre delante de mis ojos.» Así pues, la estirpe que desciende desde Adán por el perverso Caín concluye con el número undécimo, que significa el pecado, y el mismo número termina en mujer, de la cual tuvo si principio el pecado por el que morimos todos.
8 Ahora pues, hijo mío, obedece á mi voz en lo que te mando; 9 Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como él gusta; 10 Y tú las llevarás á tu padre, y comerá, para que te bendiga antes de su muerte.