Ejemplos ?
La valquiria hace una cama y los dos duermen juntos dentro del túmulo hasta que Helgi despierta y dice que «él debe andar por los caminos rojos de sangre, montar el caballo amarillo y recorrer el camino del cielo» para retornar antes de que cante el gallo Salgófnir. Helgi y su hueste cabalgan de nuevo, y Sigrún y su sirvienta vuelven a casa.
El infierno no aparece más que en el último acto… Mientras tú descansabas en la pereza de tu eternidad, sobre tus procederes del año I, el espíritu del hombre, ¡despertado por ti mismo!..., ha acabado por acometer los cimientos de la Creación… ¡Figúrate que han encontrado… el viejo CAOS!… Y ahora comienzan, a tientas, a palpar los mismos principios de la vida… ¿Sabes que eso es, quizá, el fin del alma?” Se trata de una época de la humanidad en la que “el bobo vuela y las tonterías cabalgan sobre la luz”, y que Valéry, en el final de sus días, llamará “innoble” y juzgará irreversible.
A escala cortical puede darse la imbricación y apilamiento de fragmentos de corteza continental, como en el caso de la cordillera del Himalaya, en la que extensos bloques corticales, delimitados por grandes fallas, cabalgan unos sobre otros.
Las tres naves centrales están separadas mediante pilares de sección rectangular con pilastras toscanas adosadas en sus frentes, sobre los que cabalgan arcos de medio punto.
En posteriores episodios, la narración de la entrada finalizaba con: Los episodios usualmente concluían con uno de los personajes lamentando el hecho de nunca conocer el nombre del héroe (“¿Quién es ese hombre enmascarado?), sólo para decir “Es el Llanero Solitario”, mientras él y Tonto cabalgan a lo lejos.
Solo Paul y Jessica pueden escapar a la masacre, internándose en el desierto. Allí son cobijados por los Fremen, pueblo de feroces guerreros que cabalgan los gusanos de arena.
En la Colección de obras de Ángel Martínez se guarda este monumental Nacimiento en que se hace un recorrido desde Galilea con su puerto pesquero, ciudad de Ain Karin con la escena de la visitación de María a su prima Isabel, montañas, ciudad de Belén con sus escenas propias, para terminar en el templo del Tesoro de la ciudad de Petra por cuyo desfiladero cabalgan las figuras de los Reyes Magos que se dirigen a Belén.
Cuando Macbeth y su compañero Banquo cabalgan hacia Forres desde el campo de batalla, se encuentran con las brujas, quienes saludan a Macbeth, primero como thane de Glamis, luego como thane de Cawdor, y por último anunciándole que un día será rey.
Los gigantes son una especie en decadencia y franco retroceso, que solo se encuentra en el norte extremo, más allá del Muro. Cabalgan a la batalla sobre mamuts, portando grandes porras que, a veces, son poco más que leños.
En el segundo estanque, realizado por Remigio del Mármol, la figura central es la escultura de Neptuno y Anfítrite, que cabalgan sobre un carro tirado por caballos que salen del agua.
Lokasenna, la ubicación parece ser entre el Asgard y Muspelheim, ya que los hijos de Muspell cabalgan a través de él durante el Ragnarök.
Exhíbese éste en arreo militar, armado con coraza de acero, luciendo rizado bigote que contrasta con los gemelos que cabalgan sobre perfilada nariz.