Ejemplos ?
Una vibración profunda conmueve todas mis fibras patrióticas al contemplar la resurrección del espíritu cívico en la heroica ciudad de Buenos Aires.
ARTÍCULO 54º - El Registro Cívico Nacional regirá para toda las elecciones de la Provincia, con arreglo a las prescripciones de esta Constitución.
— Si por falta de tiempo, no -pudiese practicarse la apertura del Registro Cívico el día 1 de octubre del presente año, como lo dispone el art.
Artículo 31°- Los ciudadanos de Afganistán están obliga­dos a respetar y cumplir las leyes y normas de conducta social y humana, cumplir a cabalidad sus obligaciones y deber cívico, respetar los intereses legítimos de otras personas, y mantener en alto y con dignidad la condición de ciudadano de la RD de Afganistán.
1’ — Cada ciudad, y en la campaña cada parroquia, formará una sección electoral. CAPITULO II Del Registro cívico Art. 2’- El día 1° de octubre de 1857, se abrirá el Registro cívico nacional en todo el territorio de la Confederación.
7‘ — No podrán ser inscriptos en el Registro cívico los que no tengan la edad de veintiún años, cumplidos, los dementes y sordos-mudos, los eclesiásticos regulares, los condenados a pena infamante, mientras no sean habilitados y en general, aquellos que conforme a la ley, se hallen suspensos de la ciudadanía.
Por último, se incluye en este primer gran objetivo el fortalecimiento del poder defensivo nacional, consolidando la unidad cívico militar e incrementando el apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para la defensa integral de la Patria.
Sus nombres que están en el corazón del pueblo zarumeño son: Ambrosio Maldonado, Bonifacio Reyes y Gálvez, Antonio Barzallo, José María Gálvez y José Guzmán y Román; quienes portando por bandera el ideal sublime, con la conciencia nutrida de vigor cívico y el corazón anhiesto de patriotismo, dieron el grito emancipador, destacando así su altivez y amor al terruño.
No es solamente el ejercicio de un derecho, no es solamente el cumplimiento de un deber cívico; es algo más, es la imperiosa exigencia de nuestra dignidad ultrajada, de nuestra personalidad abatida; es algo más todavía, señores: es el grito de ultratumba, es; la voz alzada de nuestros beneméritos mayores que nos piden cuenta del sagrado testamento cuyo cumplimiento nos encomendaron!.
Terminado su período presidencial y concluida por otra parte – además – la Guerra de la Triple Alianza con el Paraguay, Mitre debió, en buena lógica, atenerse al goce de poder pensar exclusivamente en sus personales aficiones y sus compromisos antiguos y truncados por el deber partidario y cívico inexorable.
Antes que nada, prometemos solemnemente no escatimar esfuerzo alguno por mantener el ambiente cívico en que vivimos, en cuya creación el gobierno ha alcanzado las más altas metas que hacen posible que en México disfrutemos de la libertad de vivir y de pensar, de expresar y de creer, de reunirse, de trabajar y de criticar al gobierno, en los términos más amplios que puedan concebirse.
Ha sido impulsada la excelente labor de las juntas de mejoramiento moral, cívico y material; 221 más quedaron constituidas; funcionan 5,229; su asistencia técnica ha sido encomendada a la Secretaría de Gobernación.