brega


También se encuentra en: Sinónimos.

brega

1. s. f. Lucha o discusión. pelea
2. coloquial Chasco o burla.
3. andar a la brega coloquial Trabajar afanosamente andan todos a la brega para acabar la cosecha.
4. dar brega coloquial Dar trabajo o causar molestias este asunto nos ha dado mucha brega.

brega

 
f. Acción y efecto de bregar.
Riña o pendencia.
fig.Chasco, zumba, burla.
Ús. con el verbo dar.
Sinónimos

brega

sustantivo femenino

andar a la brega locución trabajar (afanosamente).

brega:

trabajoriña, contienda, agitación, pugna, lidia, lucha, reyerta, fatiga, afán, ajetreo, pendencia, faena, trajín, forcejeo, escaramuza,
Traducciones

brega

SF
1. (= lucha) → struggle
andar a la bregato slog away
2. (= riña) → quarrel, row
3. (= broma) → trick, practical joke
dar brega a algnto play a trick on sb
Ejemplos ?
HACIA LA CANTONIZACIÓN.- Siguiendo ese mismo perfil de evolución histórica, Piñas desde que se funda en 1815 y apareció como Barrio de la Parroquia de Paccha en 1822; en Cantón, de vida precaria que solamente duró dos años, con el nombre de INDEPENDENCIA en 1895, es erigida en forma definitiva en CANTÓN, el OCHO DE NOVIEMBRE DE 1940, luego de una brega tenaz intensamente patriótica y sacrificada de sus hijos, para hacer realidad el sueño dorado que se había mantenido a través de algunas generaciones, alumbrando el destino de este pueblo como una llama de pasión inextinguible.
Y con este civismo que apasiona y llena de esperanzas, el señor Francisco Gallardo Loayza, brega diariamente, después de haber puesto ya su granito de arena en el progreso de su ciudad, desde diferentes sitiales públicos y honrosas dignidades.
Me callaré, para no darte enojo, cómo a su reino añadirán Favencia, y con mayor firmeza Adria, que pudo nombrar a todo un mar fiero y sañudo; »cómo la tierra, que por ser de rosas tan rica tomó nombre en lengua griega, y cuanto está en mitad de las viciosas marismas que el río Po contiene y riega, donde habitan las gentes deseosas que el mar se turbe y ande el viento en brega.
A las once de la mañana iba a jurar, y a las diez Juana ya había vestido, con sus propias manos, a su marido el vistoso uniforme, reluciente de oro, con que iba a entrar en la brega ministerial.
Mientras aprendo a contestar, ¡oh amigo!, tu pregunta abismática, sigue a la letra mi consejo sano, regla prudente de conducta sabia; golpear en la puerta del misterio es brega estéril de curiosas almas; cierra los ojos para ver más claro, vuela y no escarbes, sintetiza y ama, y canta a la mujer cuando la veas en el trono de reina de su casa, o ante la cuna acariciando al hijo, o ante el sepulcro derramando lágrimas, o en la sombra de un claustro recluida, o esperando al esposo desvelada, o en el templo cantándole a la Virgen dudas, temores, inquietudes, ansias...
¿Qué significa eso? ¿Por qué ha de regocijarse el trabajador que brega para que otros descansen y produce para que otros disfruten del beneficio?
Pero, en fin, si ya en el día por vieja se desarraiga y es ya forzoso que caiga por tierra la poesía, yo me echo con ella atrás aunque en ella soy maestro: mas si prescindir del estro puedo…, ¡del verso jamás! El verso es arma muy fina, y al que es maestro en su brega, jamás a la piel le llega lengua ni pluma dañina.
Lo que ha que anda esta brega de los gavachos, lo menos que han muerto de los nuestros entre soldados y paisanos, de ellos de la guerra, de ellos de hambre, de ellos de peste, son....
Es el primer choque de las armas patriotas. La brega es corta y pronto sobreviene la dispersión de los imperiales. No exageraba don Manuel Oribe, cuando afirmaba en carta a don Luis C.
Eres gracia y piedad y no ironía. El dios propicio, que sucumbe al malo, Te insufla, porque brega todavía! ¡Espantoso el temblor, que de improviso cambia el curso a las linfas, y despeña la roca y el alud, y agrieta el piso, y torna el pobre hogar montón de leña!
Mas primero, por Dios, la lucha parte; despues atiende lo que quiero hablarte.» Fue por la autoridad de hombre tan digno como Reinaldo parecía al semblante, que accedió el rey, y dijo e hizo el signo de no seguir la lid más adelante; al cual dio él testimonio fidedigno, y a los nobles y al vulgo allí expectante, de cómo aquel engaño cruel y avieso urdido había a Ginebra Polineso. Y luego se ofreció a querer con brega probar que era verdad lo relatado.
Hoy mismo, hoy que la fe se aleja de los cerebros fuertes para refugiarse en los espíritus débiles, ¿quién retarda la inevitable ruina del Catolicismo? ¿Quién brega para construir un dique y detener la incontenible inundación del escepticismo religioso?