bravío


También se encuentra en: Sinónimos.

bravío, a

1. adj. ZOOLOGÍA Se aplica al animal que es difícil de domesticar potro bravío. indómito manso
2. Se refiere a la persona que es difícil de guiar o de someter tiene un carácter bravío. indómito, rebelde
3. BOTÁNICA Se aplica a la planta o árbol silvestre.
4. Que tiene costumbes rústicas por falta de buena educación. cerril, rudo
5. s. m. TAUROMAQUIA Bravura o fiereza del toro.

bravío, -vía

 
adj. Feroz, indómito, salvaje.
fig.Díc. de la planta silvestre.
Rústico por falta de educación o del trato de gentes.
m. Bravura, esp. la del toro.
Sinónimos

bravío

, bravía
adjetivo
montaraz, indómito, salvaje*, cimarrón, bravo, huidizo, arisco, cerril, agreste, áspero, fragoso, huraño, hosco, intratable. suave, fértil, blando.
Bravío, montaraz, indómito, salvaje, cimarrón, bravo, huidizo y arisco se aplican a animales y personas. Cerril, agreste, áspero y fragoso se aplican a terrenos o paisajes. Sin embargo, cabe tener en cuenta que salvaje puede aplicarse también a terrenos, del mismo modo que cerril y agreste, figuradamente, a personas. Huraño, hosco e intratable se aplican exclusivamente a personas.

bravío:

ferozcerril, abestiado, indomable, agreste, áspero, inflexible, bravo, fiero, arisco, salvaje, cimarrón, silvestre, montaraz, campestre, indómito,
Traducciones

bravío

A. ADJ
1. (Zool) (= feroz) → ferocious, savage; (= indómito) → wild, untamed
2. (Bot) → wild
3. (= rudo) → uncouth, coarse
B. SMferocity
Ejemplos ?
La luna plateaba el paisaje hermosamente bravío; mansa brisa hacia ondular las ramas de los nogales y quejigos; de vez en cuando cruzaba el espacio con vuelo blando y silencioso alguna que otra ave agorera proyectando en las riscosas faldas su fantástica silueta fugitiva; el silencio de la noche era turbado únicamente por el sonoro latir de los mastines, que velaban en los blancos caseríos y por el lento caminar de los contrabandistas que, jinetes en caballos enjutos y voladores, precedían y escoltaban las poderosas acémilas por las más ocultas veredas.
Integración del coloso andino con el bravío trópico, a través de los generosos valles, surcando la tierra con sus ríos y bendiciéndola con sus lagos: ¡Energía vital que despierte las fuerzas telúricas!
Y mientras tanto, arrostrando el clima bravío del norte de la República, admirados ante la maravillosa vegetación de la selva chaqueña, otros, perdidos entre los inconmensurables montes de gigantes seculares, tratarán sin fijarse en los peligros de todo género que puedan amenazar su vida, de hacerse de los millones guardados allí.
Estrella quería ser libre como Lolo. La voz gitana, mezclándose a la voz del amor, arrastrábala hacia el bravío mozo. De él y para él y con él, sería en este mundo.
La naturaleza y sus aspectos influyen profundamente en la mente humana: cuidar las mansas ovejas en la loma verdante inspira ideas de paz bucólica y de patriarcal tranquilidad al gaucho más bravío; lidiar, al contrario, en los pajonales, con el ganado arisco; rozarse, a cada rato, con pura gente de avería; disputar a la inundación, durante meses, las haciendas amenazadas de muerte, flacas, hambrientas, acaba por exacerbar al hombre más sufrido y más paciente.
Miró en torno con bravío y desenvuelto ademán, y dijo: "Entre los que están no tengo ningún amigo, pero, al fin, para testigo lo mismo es Pedro que Juan." Alzó Vega la alta frente y le contempló un instante enseñando en el semblante cierto hastío indiferente.
Todo parecía dormir a la luminosa caricia de la luna, cuando escalando ágil la cañada se destacó a espaldas del lagar la silueta garrida de Toño el de Carambuco, un zagal de no más de veinte años, fuerte, elástico, cenceño, de semblante atezado, de ojos de fiero y franco mirar, de labios gruesos y de pelo bravío; pantalón de pana, rojo ceñidor, recios zapatones de baqueta, blanca camisa, amplio pañuelo azul a guisa de corbata; al hombro, la chaqueta de paño burdo, y en la mano, la indispensable escopeta.
La excelsa coronación aguanto; pero tened presente que no aspiro yo a tanto; vosotros daréis cuenta de lo que hacéis de mí.» Poetas que a Granada venís en honor mío, amigos exaltados del viejo trovador, ociosos, destemplados con el calor y el frío y hostiles a quien se honra por algo superior, curiosos de alma cándida o espíritu bravío… no me tengáis envidia ni me guardéis rencor; porque ni pujos tuve jamás de señorío, ni ya me queda tiempo de hacer el gran señor.
Yo soy el poeta, que va en el desierto cantando la gloria del Dios Creador, cual átomo errante del grande concierto que elevan los mundos al Sumo Hacedor; y si hablo, a mis frases responde el vacío: si gimo, me hace ecos el viento bravío; si canto, me presta la alondra su pío: si trino, gorjeos me hace el ruiseñor.» Y hace coro a la voz mía la viviente salmodía que del mundo a Dios envía la armonía universal: aquí el rumor delas hojas, allí el son del manantial; aquí el niño a quien arrulla de su nodriza el cantar: allí la ronca tormenta que revienta el huracán: acá el colibrí que zumba en derredor de un rosal.
¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó! Pueblo bravo, pueblo bravío, pueblo heroico, pueblo de Bolívar. A ti todo nuestro amor, y el mío, y hoy más que ayer todo mi compromiso vital, existencial, como siempre, pero ahora reafirmado.
Ya de lo que antes era verdor hermoso y fresca lozanía, sólo difuntos troncos, sólo cenizas quedan; monumento de la lucha mortal, burla del viento. Mas al vulgo bravío de las tupidas plantas montaraces, sucede ya el fructífero plantío en muestra ufana de ordenadas haces.
Quieren morir tu ánima y tu estilo, cual muriéndose van las cantadoras que en las ferias, con el bravío pecho empitonando la camisa, han hecho la lujuria y el ritmo de las horas.