boticario


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con boticario: natura

boticario, a

s. FARMACIA Farmacéutico, persona que tiene a su cargo una botica o farmacia.

boticario, -ria

 
m. f. Farmacéutico.
Sinónimos

boticario

, boticaria
sustantivo

boticario:

licenciadofarmacéutico,
Traducciones

boticario

Apotheker

boticario

apotheker

boticario

boticário

boticario

صيدلية

boticario

apotekare

boticario

/a SM/Fchemist, druggist (EEUU)

boticario-a

m., f. druggist, pharmacist.

boticario -ria

mf pharmacist
Ejemplos ?
Un travieso Inuchacho fustigaba á un burro remolón, y tanto hubo de castigarlo, que el cachazudo cuadrúpedo perdió su genial calma, y le aplicó tan tremenda coz en el ombligo que lo dejó patitieso. Acudió gente, y con ella el boticario, quien declaró que no quedaba ya más por hacer que enterrar al difunto.
¿Qué mano avara cortaría el limonero del Señor...? ¿Golpe de sordo mercachifle o competencia de Doctor o despecho de boticario u ornamento de la población...?
A Peter Jensen lo llamaban sus compañeros «El boticario», pues a cada momento sacaba la botella y administraba a alguien la excelente medicina -excelente para el estómago, entendámonos-; y aquello duró hasta que se hubo consumido la última gota.
Ocurrióle al doctor Navarro, (y precisamente esta ocurrencia fué la que lo impulsó á escribir su Disertación) que habiendo recelado un purgante á uno de sus enfermos, que era encumbrado personaje, negóse el boticario á despacharlo.
n la pequeña villa del "Padrón", sita en territorio gallego, y allá por el año del 1808, vendía sapos y culebras y agua llovediza, a fuer de legítimo boticario, un tal GARCÍA DE PAREDES, misántropo solterón, descendiente acaso, y sin acaso, de aquel varón ilustre que mataba un toro de una puñada.
-Va en auxilio del administrador de la estancia y de su familia atacados de una terrible pulmonía que les trajo el último pampero. Con grandes recomendaciones de silencio, confiómelo esta mañana el boticario de casa.
-Pues este DIEGO GARCÍA DE PAREDES, este ascendiente mío..., que ha tenido un descendiente boticario, tomó a Cosenza y Manfredonia; entró por asalto en Cerinola, y peleó como bueno en la batalla de Pavía!
¡Pues no faltaba más, sino que yo aceptara el dinero ajeno para cumplir con mis deberes de cristiana! -Pero, señora, usted no es médico ni boticario, ni...
Desde que estoy acá ha dado calabazas a un boticario de la calle Mayor, que tiene coche; al abogado del pleito de la señora, que es millonario, aunque algo más viejo que usted, y a tres o cuatro paseantes del Buen Retiro...
Después había notado el Cachete un cambio brusco en su conducta: la Gorgoritos estaba alegre, brillábanle los negrísimos ojos como en los días más felices, como en los días aquellos en que él cantábale sus amores en murcianas y soleares en el hondilón del Canela; además, procuraba acercársele lo menos posible; siempre tenía un motivo para justificar su alejamiento; era mucho lo que tenía que hacer; la pólvora íbase acabando de modo alarmante; ya las reservas estaban casi todas en casa del boticario; además, las cuatro joyas de alguna valía estaban a buen recaudo en casa de agüelito y pronto, de seguir la cosa como iba, tendrían que irse el uno al hospital y la otra a que le diera el relente en Martiricos.
Combatiendo la crasa ignorancia y necedad del boticario chapucero, dice el doctor Navarro que acatar las supersticiones astrológicas, tan bien acogidas por el pueblo, no redunda sino en descrédito del médico y regalo para curas y sacristanes.
Los deudos del finado, como era de cajón, se dividieron en bandos. Unos echaban Pestes contra el boticario, entrometido y palangana, y otros bufaban contra el galeno ignorantón.