bizco

(redireccionado de bizca)
También se encuentra en: Sinónimos.

bizco, a

1. adj./ s. Que padece estrabismo y, al mirar, tuerce los ojos. bisojo, estrábico
2. quedarse bizco Quedarse pasmado o estupefacto se quedó bizco ante aquel recibimiento.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

bizco, -ca

 
adj.-s. Bisojo.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

bizco, -ca

('biθko, -ka)
abreviación
que tiene estrabismo Lo operarán porque es bizco.
quedarse estupefacto o pasmado Me quedé bizco al escuchar la noticia.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

bizco

, bizca
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

bizco

/a
A. ADJcross-eyed, squinting
mirada bizcasquint, cross-eyed look
ponerse bizcoto squint, look cross-eyed
dejar a algn bizcoto leave sb open-mouthed
quedarse bizcoto be flabbergasted
B. SM/Fcross-eyed person, someone with a squint
C. ADV mirar bizcoto squint, look cross-eyed
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005

bizco-a

a. cross-eyed.
Spanish-English Medical Dictionary © Farlex 2012

bizco -ca

adj cross-eyed; mf cross-eyed person
English-Spanish/Spanish-English Medical Dictionary Copyright © 2006 by The McGraw-Hill Companies, Inc. All rights reserved.
Ejemplos ?
Miguel Galván interpreta a La Madre Sota Adrián Uribe interpreta a La Madre Hada Sisi es una mujer burócrata déspota y bizca, aparte de ser muy corrupta, le gusta decir 'Sí' al finalizar cada frase cualquiera, intenta salirse con la suya pero al final termina mal quejándose como: Yo los estoy atendiendo con amabilidad y sobre todo con respeto, SÍ, y ven cómo lo tratan SÍ, por eso somos así, SÍ.
La mujer no es bizca como su marido, ni morena; pero tiene los cabellos tan cerdosos como él, y una rubicundez en la cara, entre bermellón y chocolate, que no hay quien la resista.
Este vivía en una pensión de la calle Uruguay, cierto departamento oscuro y sucio ocupado por un fantástico mundo de gente de toda calaña. La patrona de tal antro se dedicaba al espiritismo, tenía una hija bizca y en cuanto a los pagos era inexorable.
No era el de todas las noches; también él olía a chufas, y varias veces sus ojos, apartándose de la masa, se encontraron con la mirada bizca y socarrona del tirano.