bizantinismo

bizantinismo

1. s. m. Calidad de bizantino.
2. Afición a discusiones inútiles o demasiado sutiles.
Ejemplos ?
Sus primeras obras (crucifijos) conservan el bizantinismo: rigidez, drapeados de las telas marcados por hilos de oro (damasquinado), pero luego se desmarca de estos modelos para entroncar con la herencia de finales de la antigüedad: tratamiento más sutil, más suave, especialmente en las carnaciones; sustitución de los drapeados por pliegues profundos; y uso de un cromatismo delicado de colores sobresalientes.
En estas obras se funden las técnicas e iconografía bizantinas con el expresionismo típico del mundo germánico. Las labores en bronce presentan un gran bizantinismo, especialmente después del matrimonio de Otón II con Teófano (972).
El grupo de tablas pintadas en esta última etapa está muy influido por un bizantinismo que se puso de moda y que entró con gran fuerza en los talleres del Rosellón y de la región central de Cataluña, no así en los de Seo de Urgel o zonas pirenaicas de Lérida.
Especialmente rico es el frontal de plata de Cittá di Castello, bastante emancipado del bizantinismo y asimismo el díptico o retablo de marfil de la catedral de Salerno además de otros anteriores y de inspiración bizantina.
Puede afirmarse que desde el apogeo del arte bizantino en tiempo de Justiniano I (527-565) hasta el siglo XI, toda la orfebrería cristiana de Occidente fue bizantina propia o de imitación y que incluso durante los siglos de arte románico (del XI al XIII) tuvo el bizantinismo decidida influencia en las obras artísticas de metal que en tal época se realizaron como lo demuestran las que todavía existen y que se guardan en algunos museos y en los llamados tesoros de algunas iglesias.
Se distingue por sus obras de bronce (opus teutónicum) y por su bizantinismo, no exagerado, sino conservando cierta fisonomía clásica.
Los restantes fragmentos serían asimismo publicados en el periódico La Tarde bajo la titulación definitiva de Lancelot 28º-7º: El Lago de Janubio, correspondiente al capítulo Janubio: I) El Lago del libro, el 19 de abril de 1929 en el primer número de la página La Nueva Literatura; Salinas de Janubio, correspondiente al fragmento Teoremas de nuevo el 7 de mayo en La Nueva Literatura; Elogio del camello con arado, Nazaret y Mozaga, en la misma página el 4 de junio, y, finalmente, Tinajo o el bizantinismo, el 6 de julio del mismo año.
La procesión por las calles en homenaje al general Frías, fue una protesta indirecta contra el bizantinismo reinante, acentuada a su término cuanto se transformó en una manifestación al general Mitre, que se había convertido en la “bete noire” del juarismo.
Y la prueba de lo consciente de su Estética es que se dió cuenta, mientras los demás estaban ciegos, del bizantinismo querido y la arquitectura rítmica del Greco, otro raro para épocas futuras, al que despide en su tránsito a mejor vida con uno de sus sonetos más característicos.
El libro logra entonces una mayor expansión de diversas “ideologías magistrales” diluidas en las discusiones de los morosos y amorosos del saber, hasta la encrucijada de la inutilidad: el bizantinismo.
Al falso humanismo de academia, de torre de marfil de sanceta sanotoum, pretexto para el aislamiento egoísta que hace de la reflexión un solipsismo, un quedarse solo y aparte, entre bizantinismo, sin trato con los hombres, debe seguir un humanismo de saber participado a los demás.
Iglesia del Niño Jesús:Edificado a finales del Siglo XIX sobre una antigua ermita por el arquitecto Justo Millán Espinosa.La fachada, de un bizantinismo geométrico, presenta una torre-:campaario sobre el eje cental de la misma.:Su planta es de cruz latina con amplia nave central cerrada al fondo por un pequeño ábside en punto redondo y dos naves colaterales con capillas.En su interior destaca en el presbiterio el:Retablo Mayor compuesto por catorce pinturas, obra del pintor Rafael Roses Ribadavia y fechada en 1981.