bato


También se encuentra en: Sinónimos.

bato

s. m. Hombre rústico, tonto o torpe.
Traducciones

bato

bato

bato

bato

bato

bato

bato

bato

bato

1 SMsimpleton

bato

2 SMfather
Ejemplos ?
-Yo no digo que ella sea capaz, naturalmente que no; si ella es una criatura con el aceite de almendras durces entoavía en la boca; ella no, pero su bato sí.
Con posterioridad, en relación al periodo agroalfarero temprano se pueden encontrar otros vestigios que son continuados por las Culturas Bato y Llolleo.
En el Periodo Imperial se separó oficialmente al budismo del sintoísmo, por lo que el Sanbutsu-do debió de ser relocalizado a su localización actual en 1879. En su interior se encuentran las efigies de Amida Buda, Senju Kannon, y Bato Kannon, cada una de ocho metros de altura.
Pos me dice, pongo por caso, lo que me dijo esta mañana, que me dijo que no me empeñara en lo que no podía ser, que ella no me podía querer a mí más que como si yo fuera su bato o uno de su tíos por parte de madre, poique a los por parte de su padre, sigún dice, no los puée ver ni en pintura.
Y mientras el amor es tu cuidado, mientras tu flauta te calma, incustodiadas se recuerdan tus reses que en los campos se adentraron de Pilos: las ve de la Atlántide Maya 685 el hijo, y con el arte suya en las espesuras las oculta sustraídas. Había sentido este hurto nadie, salvo, conocido en aquel campo, un anciano; Bato la vecindad toda le llamaba.
Vivirá el poeta de Ascra mientras la uva fermente en el mosto y la espiga de Ceres caiga al filo de la hoz encorvada; todo el mundo ensalzará siempre al hijo de Bato, más sobresaliente por el arte que por el ingenio; el coturno de Sófocles dominará siempre la escena, y Arato vivirá eterno, como el sol y la luna.
Apta a mí la fuerza es: por la fuerza las tristes nubes expulso, 690 por la fuerza los estrechos sacudo y nudosos robles vuelco y endurezco las nieves y las tierras con granizo bato.
-¡Qué Ángel ni qué mis güevos! Aquí no habido nunca ningún bato con ese nombre. ¡Aquí te va a llevar la jodida!- vociferaba otro.-¿A qué chingados has venido?
9 Así ha dicho el Señor Jehová: Básteos, oh príncipes de Israel: dejad la violencia y la rapiña: haced juicio y justicia; quitad vuestras imposiciones de sobre mi pueblo, dice el Señor Jehová. 10 Peso de justicia, y epha de justicia, y bato de justicia, tendréis.
-Pos mire usté, a mí también, manque me llamo Enrique Córdoba y Córdoba, pa servir a ustedes, me dicen el de la Tinaja porque asín llamaban a mi bato, que en paz descanse, que era, y esto sea dicho sin agraviar a nadie, un gachó que valía por quince mil y pico por lo valiente y lo garboso que era y por lo que chanelaban sus güesos.
-Ca, hombre, si no ha sío ná, que el Cerote como entoavía no se ha desayunao, sigún dice la señá Rosario, estaba el hombre que jacía la barba y le sentó mal una groma que le dio tu bato y le contestó mal a tu bato y como tu bato si es miel por la güena por la mala no tiée ná de azúcar cande, ¡pos velay tú!
-Pos nadie. Yo, que pegué la oreja a la cerraura tan y mientras te daba mi bato la puntilla. -Pos entonces ya ves si tengo motivos sobraos pa estar como estoy, desesperaíta y mordiéndome jasta er cielo de la boca.