basura


También se encuentra en: Sinónimos.

basura

(Del lat. vulgar *versura < lat. verrere, barrer.)
1. s. f. Conjunto de desechos, restos de materia orgánica, desperdicios y otros residuos recogió la basura del contenedor. inmundicia
2. Suciedad, especialmente la que se recoge barriendo después de la fiesta, la sala estaba llena de basura. porquería
3. Estiércol de las caballerías.
4. coloquial Lo que se considera repugnante o despreciable lo que has hecho no es más que basura.

basura

 
f. Inmundicia, esp. la que se recoge barriendo.
Estiércol de las caballerías.

basura

(ba'suɾa)
sustantivo femenino
residuos desechados basura orgánica
comida de baja calidad Los adolescentes compraron comida basura.
Traducciones

basura

odpadky, smetí

basura

affald, skrald

basura

jäte, roska, roskat

basura

otpad, smeće

basura

くだらないこと, ごみ

basura

쓰레기, 허튼 소리

basura

afval, rotzooi

basura

søppel

basura

śmieci

basura

lixo

basura

skräp, sopor

basura

ขยะ

basura

çöp

basura

rác, rác thải

basura

SF
1. (= desechos) (en casa) → rubbish, garbage (EEUU); (por el suelo) → litter
hay mucha basura en la callethere's a lot of litter in the street
"prohibido arrojar basuras (y escombros)"no dumping, no tipping
basura espacialspace junk
basura radiactivaradioactive waste
2. (= contenedor) (en casa) → dustbin, trash can (EEUU); (en la calle) → litter bin, trash can (EEUU)
tirar algo a la basurato put o throw sth in the bin
3. (= persona o cosa despreciable) → trash, rubbish
es una basurahe's a shocker, he's a rotter
la novela es una basurathe novel is rubbish

basura

f. garbage, trash, refuse;
cesto de ___wastebasket.
Ejemplos ?
¡Me contabas tantas cosas! Y yo las estaba viendo mientras la lluvia caía sin cesar, de pie yo con mi cubo de basura. Alguien me cogió por el talle...
Tan es así, que la familia misma del regente acude a extraños y originales procedimientos para deshacerse de la basura. A este respecto, yo solicitaría a la Presidencia disponga que el secretario, señor diputado Miguel Angel Morado, de lectura a una nota del colega Jorge Avilés aparecida en El Universal el pasado miércoles 5 de septiembre.
El otro día íbamos en mi coche, mi esposa adelante y las dos tías atrás. Yo iba manejando cuando de pronto oigo un golpe, me extraño y volteé, y era una de mis tías tirando su basura en plena calle.
Buitres escatológicos -lástima del nombre portador de falsos dioses- vestidos de basura que arrasaron los muros de la huella rompiendo las paredes de una historia y al final solamente quedaron convertidos en albañales de excremento que apestan de maldad; devoradores de miserias que perdieron sus alburas de aves campesinas en tanto rejuego de caprichos y vendimias… Un día también en un sepulcro estarán para siempre sin luz… sin recuerdos alados sin nostalgias de sus palabras sembradoras sin los ruegos para su perdón, porque no atinaron a pensar -en su vileza- la inutilidad de su amarilla porqueriza.
Dice mi tía: "¡Que hace¡"- Ella me dice "Ramoncito, Ramoncito, tire la basura", "¿cómo que la tiró en plena calle tía?"- "sí, pues ya conoces esto: el camión de limpia nunca pasa, quieren que tire uno la basura a la hora que ellos quieren y si no le piden a uno dinero para que la puedan recoger".
Muchas veces hemos constatado cómo los libros de texto terminan en las librerías de viejo, cuando no en la bodega y hasta en la basura, pues con frecuencia la mayoría de tales libros escolares no satisfacen mayores necesidades que las triviales de un programa elemental que a su vez constituye una reducción, en ocasiones absurda o burda, de programas de educación superior.
-Y el anciano se retiró con lentitud, y mientras más se alejaba, la atmósfera clarísima lo iba diluyendo. El voceador tiró el dinero a un bote para basura y desapareció tal como apareciera, de repente.
En cuanto al mejoramiento ambiental, el capitulo dedicado por el Presidente a su dependencia Departamento del Distrito Federal, se mencionó la serie de acciones realizadas; entre las acciones realizadas las correspondientes a la recolección de basura y el tratamiento de aguas residuales, conservación y ampliación de aguas, áreas verdes y reforestación.
En cuanto a la contaminación y específicamente en lo que se refriere a la basura, los avances no son lo que los habitantes del Distrito Federal comprobamos todos los días, sobre todo en las colonias apartadas del siempre pulido primer cuadro de la ciudad.
La DEOQIS, con la SeCoSe, en combinación con la FUNESCO, RISA y ENSALCE, habían logrado cambiar los currícula para no hacer caso de imaginerías improductivas en la sociedad globalizada: Esto y nada más debe enseñarse. Lo demás para nada sirve. El enciclopedismo es una basura. La memorización idiotiza.
Tenemos que limpiar también toda la basura que se ha producido, tenemos que seguir ayudando, tenemos que seguir trabajando y lo vamos a seguir haciendo en forma mancomunada y solidaria.
Nunca hubo comidilla tal entre los dioses y animales del África que se burlaban de esa ostentación. Los pobres humanos no sabían la hipótesis del clorhidrato que en abundancia era el creador de la basura humana.