Ejemplos ?
Una música fundida con balidos de corderos, con arrullos de palomas y mugidos de terneros, con chasquidos de la honda del vaquero silbador, con rodar de regatillos entre peñas y zarzales, con zumbidos de cencerros y cantares de zagales, ¡de precoces zagalillos que barruntan ya el amor!
Sobre la escoba a caballo no has de hacer más de las tuyas.» Estos chistes semejaban los aullidos con que aguzan la hambre los lobos al grito de los cuervos que barruntan los ya corrompidos restos de una víctima insepulta; la mofa con que los cafres a su prisionero insultan.