barrendero

barrendero, a

s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que tiene como profesión barrer.

barrendero, -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio barrer vías y lugares públicos.

barrendero, -ra

(baren'deɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
occupations persona cuyo trabajo es asear veredas o calles sueldo de barrendero
Traducciones

barrendero

sweeper

barrendero

дворник

barrendero

balayeuse

barrendero

Zametač

barrendero

스위퍼

barrendero

/a SM/Fstreet sweeper, road sweeper
Ejemplos ?
La bomba fue escondida en un carrito de basura y puesta en posición por un partisano disfrazado de barrendero, mientras que los otros actuaban como vigías.
Nastasita, es una anciana que después de perder su empleo por la muerte de su patrón vaga por la ciudad y se encuentra al bebé de Juan y Mariana en una barrendero casi a punto de ser devorado por los perros.
Tras salir de la cárcel hubo de aceptar los más humildes oficios: peón de albañil, barrendero, agente de seguros hasta que fue contable de una pequeña fábrica de licores de Madrid.
Él se los demuestra llevándolos a un almacén, donde estuvo Appa, y el barrendero les dice que se alegra de que se hayan llevado a esa criatura.
Se puede tener un mayor conocimiento sobre la vida siendo por ejemplo, barrendero, que dedicándose a los estudios filosóficos (de ahí que aborrezca su encasillamiento como filósofo).
Uno era un hombre millonario y apuesto llamado Johnny Jerome. El otro era Ben Parker, un barrendero que trabajaba en los carnavales de Queens.
Es cuando descubren que el barrendero y Jet fueron enviados, era una trampa, y alguien quería que el Avatar se fuera de la ciudad.
Capítulos: 1-¿? Amador Rivas Latorre está interpretado por Pablo Chiapella: barrendero, divorciado y padre de tres hijos. Era empleado de una sucursal bancaria, aunque actualmente está desempleado.
Sin embargo, el Consejo de Vocaciones, que tiene el poder de imponer a cada persona la profesión a la que iba a dedicarse, le asignó la Casa de los Barrenderos. Igualdad acepta de buen grado el trabajo de barrendero, dispuesto a arrepentirse por su «transgresión» (su deseo de aprender).
Perdió su trabajo como barrendero y entró en las filas de los desempleados hasta que encontró un puesto como encargado de almacén en una fábrica de productos químicos, donde tenía que descargar barriles.
En 1969, durante un nuevo juicio, el juez rehabilitó totalmente al obispo Korec. Salió del hospital, y trabajó primero como barrendero en Bratislava y luego en una fábrica de alquitrán.
Yo soy de la opinión del raquero: su destino, como escobón de barrendero, es apropiarse de cuanto no tenga dueño conocido: si alguna vez se extralimita hasta lo dudoso, o se apropia lo del vecino, razones habrá que le disculpen; y, sobre todo, una golondrina no hace verano.