Ejemplos ?
-Jasta pa eso es mala; yo, la verdá, ya le be jechao una jauría de las que valen cuasi tanto como tú y trabajan más barato, como son el Arpiste, el Mistela, el Gorigori y er Mantequilla de cacao, pero como si na; tos han salío con er labio caío y las manos en la cabeza.
Y cuando podamos producir barato, pues entonces sacamos 10 millones de toneladas y competimos con el que quiera competir con nosotros y se acabó (APLAUSOS).
El cemento le cuesta más barato, hace grandes contrataciones para la adquisición de millones, por ejemplo, de sacos de cemento; tiene sus equipos de transporte.
-¿Y en qué se funda vuestra señoría para desmentir con esa frescura a todo un Capitán del ejército, a un hombre honrado, a una persona mayor? -gritó con fingida vehemencia don Jorge, procurando meter la cosa a barato y armar camorra para salir de aquel mal negocio.
El día de la ceremonia, uno de los padrinos de Jorge, el más rico de todos un ex-mozo de almacén de edad ya avanzada, regaló a su ahijado un gran reloj de metal barato.
El Frescales estaba que hacía la barba, y con razón, que con la entrada en la cárcel de Manolito el Gallareta habíase quedado desamparada su timba, de la que empezaba a huirse la gente más formal de la aficionada a jugarse hasta el cuero cabelludo, por temor al enganche con alguno de los que, acaudillados por el Maroto, dedicábanse a cobrar el barato en los lugares no garantizados por alguno de sus colegas en arrogancias y bravura.
Don Francisco Pacheco. Ante mí, Lorenzo de Bances León. (1): Se refiere a más barato. Freile Granizo, Juan. Actas del Cabildo Colonial de Guayaquil Tomo I: 1634 a 1639 De la Primera Época.
Son los que necesitan que el transporte funcione bien y siga subsidiado para poder seguir viajando barato porque no tienen auto o porque no lo pueden hacer, son los que necesitan que las universidades sigan siendo gratuitas para que sus hijos tengan la esperanza de poder capacitarse y tener un futuro mejor, son las miles de obras, como en las que estuve ayer en Santiago del Estero conmemorando los 459 años de la ciudad Madre de Ciudades de la Argentina donde inauguramos un aeropuerto en Termas de Río Hondo totalmente hecho con recursos públicos y también un fantástico centro de convenciones para más de 3.000 personas en la vieja estación Mitre.
El servicio de correos se hacía en diligencia, y a menudo sucedía que ésta era saqueada dos o tres veces entre la capital y Puebla, por salteadores de caminos, aconteciendo generalmente que los últimos asaltantes no encontraran ya qué robar. Hoy tenemos establecido un servicio barato, seguro y rápido en todo el país, y más de dos mil doscientas oficinas de correo.
Simplemente que en esta etapa de la historia, así como hubo un ciclo histórico del derecho y el intercambio comercial que favoreció a las naciones desarrolladas manufactureras, el surgimiento precisamente del sudeste asiático y de Indias es lo que tuerce ese sino histórico que teníamos nosotros de ser solamente productores de comodities y baratos además, porque comienzan a tener que alimentar a todos ellos que producen barato – como señala Dilma – y nos hacen dumping por muchas cosas, pero que necesitan también que alimentar a millones de personas que antes no comían.
- Aproveche, aproveche, oferta limitada. - Véndemelo... - No malgaste su dinero, invierta con nosotros. - ¡Barato! ¡Barato! - Si me dan lo que pido, lo dejo; si no...
Junto a ella, un almacén de fruta fresca y podrida; luego la huevería "Para huevos los míos"; (¡Jo, jo, jo, jo!), la pulquería "Pior es nada", en la que se expende el pulque pulquérrimo del barrio y la más pobretona fonda de la calle, pero la más concurrida por lo barato de sus antojos.