bandolerismo


También se encuentra en: Sinónimos.

bandolerismo

1. s. m. Incursiones violentas y saqueos propios de los bandoleros. bandidaje
2. Presencia continuada de bandoleros en una zona.

bandolerismo

 
m. Existencia continuada de numerosos bandoleros en una comarca.
Desafueros propios de los bandoleros.
Sinónimos

bandolerismo

sustantivo masculino
Traducciones

bandolerismo

banditismo

bandolerismo

бандитизм

bandolerismo

banditisme

bandolerismo

Banditismus

bandolerismo

banditter

bandolerismo

SMbrigandage, banditry
Ejemplos ?
Combatió la delincuencia y el bandolerismo creando policías, realizando batidas a los salteadores y una directa vigilancia a los jueces encargados de castigar los delitos.
Por otro lado, los virreyes que se encargaban de la seguridad de los caminos y las rutas comerciales a duras penas podían contener los embates del bandolerismo al servicio de clanes o facciones nobiliarias que controlaban o estimulaban la actividad de bandas rivales de malhechores (en su mayoría campesinos y pastores afectados por la crisis económica de la zona, como Serrallonga, que pasaban por héroes populares al estilo de Robin Hood).
La firme voluntad de estos virreyes de acabar con el bandolerismo (incluso prohibiendo la posesión de determinadas armas) levantó las susceptibilidades de las instituciones catalanas, que creían ver en ello una violación de sus prerrogativas en materia de gobierno autónomo.
Se trata del llamado bandolerismo social, definido por Eric Hobsbawn:: "En la montaña y los bosques bandas de hombres fuera del alcance de la ley y la autoridad (tradicionalmente las mujeres son raras), violentos y armados, imponen su voluntad mediante la extorsión, el robo y otros procedimientos a sus víctimas.
También son destacables Carne de horca (Ladislao Vajda, 1953), La duquesa de Benamejí (Luis Lucia, 1949), basada en la obra de los hermanos Machado, Llanto por un bandido Carlos Saura, 1964) y, ya en los noventa, La ley de la frontera (Adolfo Aristarain, 1995), inspirada en el bandolerismo gallego.
El fenómeno del bandolerismo es universal y muy antiguo; se origina en regiones donde la miseria y la injusticia se han cebado especialmente con algunas personas empobreciéndolas y arrojándolas en brazos del contrabando, el robo o el crimen, generando de esta manera una forma más o menos colectiva de saqueo organizado que incluye también delitos como el asalto, el secuestro y la vendetta.
La inseguridad general respecto a las fronteras del norte, incluyendo el bandolerismo y terrorismo transfronterizo, es un tema preocupante en las relaciones regionales.
En la primeras Cortes catalanas reunidas por Fernando el Católico, se gestionó la recuperación de dichos condados y se alcanzó en el tratado de Barcelona (1493), cuando Carlos VIII de Francia devolvió los condados a cambio de la neutralidad de la corona de Aragón en sus guerras con Italia contra los otomanos.A pesar de todo, el acuerdo quedó roto dos años después, por lo que continuaron los enfrentamientos con Francia y con un bandolerismo generalizado durante los siglos XVI y XVII.
Esto produjo una despoblación del medio urbano, y generó toda una casta de vagabundos que se dedicaban a trasladarse por las calzadas del imperio sin oficio alguno, dedicándose muchos de ellos al bandolerismo, lo que perjudicó aún más si cabe al comercio.
Esta nobleza (los Osorio en Monforte de Lemos y Sarria, los Andrade en Pontedeume, los Moscoso en Vimianzo, los Sarmiento, los Ulloa, los Sotomayor, etc.) cometía numerosos abusos que iban desde el patrocinio del bandolerismo señorial hasta el incremento desorbitado de la presión fiscal.
No solían actuar en solitario, sino organizados en cuadrillas. Su equivalente en el mar es la llamada piratería o bandolerismo marítimo.
Allí se dio la legendaria acción de "La Torralba", una mujer de la localidad que arengó a los lugareños contra los soldados franceses, razón por la cual fue fusilada. También fue el escenario del bandolerismo, favorecido este por la naturaleza agreste de la comarca.