balde


También se encuentra en: Sinónimos.

balde

(De origen incierto.)
s. m. Cubo para transportar o sacar agua sacaron el lodo a baldes.

balde

(Del ár. batil, cosa vana, inútil.)
1. loc. adv. Significa gratis, sin coste alguno, en la expresión de balde consiguió el tocadiscos de balde.
2. Significa sin motivo alguno, en la expresión de balde se enfadó de balde.
3. Significa inútilmente, en vano, en la expresión en balde el tiempo no pasa en balde por nadie.

balde

  (de or. incierto)
m. Cubo de cuero, lona o madera usado esp. en las embarcaciones.

balde

  (del ár. bátila, cosa vana)
De balde. loc. adv. Graciosamente, gratis; sin motivo.
Estar de balde. Estar de más; estar ocioso.
En balde. loc. adv. En vano.

balde

(ˈbalde)
sustantivo masculino
recipiente cilíndrico para cargar agua y otros elementos El albañil llenó el balde con arena.
en grandes cantidades Llueve a baldes.
sin costo, gratis, sin pagar Se llevó de balde los muebles.
inútilmente, en vano, sin conseguir el propósito Llegó temprano en balde, porque ella se demoró.
Sinónimos

balde

1
sustantivo masculino

balde

2
Traducciones

balde

ведро, кофа

balde

galleda

balde

spand

balde

Eimer

balde

sitelo

balde

ämpäri

balde

seau

balde

aqualis

balde

emmer

balde

hink, bytta

balde

kbelík

balde

kanta

balde

バケツ

balde

버킷

balde

bøtte

balde

wiadro

balde

ถัง

balde

balde

balde

דלי

balde

1 SM (= cubo) → bucket, pail
balde de la basura (LAm) → trash can

balde

2 SM
1. de balde (= gratis) → (for) free, for nothing
obtener algo de baldeto get sth (for) free, get sth for nothing
vender algo medio de baldeto sell sth for a song
2. estar de balde (= ser superfluo) → to be unwanted; (= estorbar) → to be in the way
3. en baldein vain
los años no pasan en baldethe years don't go by in vain
por lo menos el viaje no ha sido en baldeat least the journey wasn't in vain
¡ni en balde! (LAm) → no way!, not on your life!
4. ¡no de balde! (CAm) → goodness!, I never noticed!
Ejemplos ?
No en balde llevaba el nombre de la madre de nuestro señor QUETZALCOATL que había vivido en la legendaria TOLLAN, hacía ya tanto tiempo.
Yo desprecio al señor abogado con todos sus mal adquiridos millones, y ni le he contestado, ni le contestaré. ¡Cobarde y avaro, imaginó desde luego que podría hacer suya a una mujer como yo, sólo con defender de balde nuestra causa!
Divulgóse la nueva de lo acaecido por los lugares comarcanos, y cuando a ellos llegábamos, no era menester sermón ni ir a la iglesia, que a la posada la venían a tomar como si fueran peras que se dieran de balde.
-Pero si yo no quiero más sino que lo veas, y no pienses tú que te voy a cobrar na por verlos, na de eso. Te los voy a enseñar de balde, pero que completamente de balde.
Desde el instante en que vine al mundo, todo ha sido estregarme, ponerme al fuego y sacarme de él; yo estoy por lo práctico, y, modestia aparte, soy el número uno en la casa, Mi único placer consiste, terminado el servicio de mesa, en estarme en mi sitio, limpio y bruñido, conversando sesudamente con mis compañeros; pero si exceptúo el balde, que de vez en cuando baja al patio, puede decirse que vivimos completamente retirados.
No sea usté inocente, porque a veces ya sabe usté lo que pasa en esta vía, y hoy por cuasi na, de balde cuasi y cuasi, si sa menester poniendo dinero encima, le daría yo una puñalá al mismo sol que reluce.
Ellos estudian más allá de lo que se quiere decir, no en balde para el mencionado Barthes, la Semiología se encontraba “aún a la búsqueda de sí misma”.
Se diría que habla un ama de casa; hay un no sé que de limpio y refinado en sus palabras. -Exactamente lo que yo pensaba -asintió el balde, dando un saltito de contento que hizo resonar el suelo.
No en balde en el Himno que Vicente López escribió para las Provincias Unidas del Sur y que canta la gloriosa hermana Argentina, se recuerda – en sonora estrofa – ese triunfo cuyas resonancias impagables conmueven a toda alma auténticamente oriental.
Pero el tiempo no pasa en balde y es así que en todo el transcurrido desde la fecha en que Artigas suscribió frente a Montevideo las comunicaciones transcriptas hasta el día en que “el ejército de la patria” y los auxiliadores orientales iniciaron ese retroceso hacia San José que dolía como una fuga habían en sucesión rápida sucesivos acontecimientos capaces de dar como precipitados el tinte uniformador característico de un pueblo germinal y un propio y nuevo sentido a nuestra insurrección.
Si en los difuntos hay algún sentido, ya el ánimo de mi hermano, como libre de una larga prisión, se regocija, gozando de la vista de la naturaleza de las cosas, despreciando desde lugar superior todas las cosas humanas, y viendo más de cerca las divinas, cuyo conocimiento buscó en balde tanto tiempo.
No en balde la Semiótica tiene que desmenuzar holística y sistematizadamente su campo de estudios en dimensiones morfológicas, sintácticas, semánticas, hermenéuticas y pragmáticas con los apoyos de la Lógica y la Epistemología, obvio que en el marco de la Sociología y la Psicología.