Ejemplos ?
Los acompañantes de Mahoma, según las tradiciones musulmanas, empezaron a registrar las azoras de forma escrita antes de que su líder muriera en el año 632.
Existe solo una versión del Sagrado Coran, las copias de varias azoras escritas durante su vida se citan con frecuencia en las tradiciones.
Veintinueve azoras empiezan con letras tomadas de un subconjunto restringido del alfabeto árabe; así, por ejemplo, la azora Maryam empieza «Kaf.
Para al menos ser capaz de realizar una salat (oración), una obligación indispensable en el Islam, un musulmán tiene que aprender al menos algunas azoras del Corán (generalmente, empezando con la primera azora, al-Fatiha, conocida como "los siete versos repetidos", y luego avanzando hasta las más cortas que están al final del libro).
La basmala o fórmula ritual «En el nombre de Dios, el más Clemente, y Misericordioso» que inicia todas las azoras del Corán (excepto una) es considerada como primera aleya o versículo en la Fatiha, algo que no ocurre en el resto de las azoras, donde es una frase introductoria que queda fuera del cómputo de versículos.
El artista mejor conocido que llevó la caligrafía Thuluth a su cumbre más alta se dice que es Mustafa Rakım Efendi, un pintor que estableció un estándar en la caligrafía otomana y que se considera que no ha sido superado hasta hoy. El Thuluth ha sido utilizado para escribir los encabezados de las azoras.
El maná también se menciona en el Corán, en las azoras al-Baqara, al-Araf y Ta ha, en las que se caracteriza el maná como uno de los milagros con los cuales Dios favoreció a los israelitas.
Lo más habitual es que se trate de la basmala o invocación ritual musulmana, la shahada o profesión de fe, o bien cortas azoras del Corán que los musulmanes conocen de memoria..
A María está dedicada una de las azoras o capítulos del Corán, la que lleva por título آل عمران Āl ʿImrān, esto es, la familia de Imran.
a Fatiha (en árabe, الفاتحة Al-Fātiḥa, «la que abre») es la primera de las azoras o capítulos en que está dividido el Corán, libro sagrado del Islam.
De hecho, se indica en diversas azoras del Corán que los auténticos creyentes han de respetar profundamente el nombre de Dios (cf.
Entre los principales pasajes, se incluyen las siguiente azoras: 91 (el sol), 112 (pureza de fe), 89 (descanso diario), 93 (luz de la mañana), 95 (las higueras), 94 (la abertura), 36 (Ya Sin), 81 (el oscurecimiento), 82 (la hendidura), 84 (el desgarro), 98 (la evidencia), 67 (el dominio), 48 (la victoria), 77 (los enviados) y 39 (los grupos).