avaricia


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con avaricia: lujuria, codicia, ambicion, soberbia

avaricia

(Del lat. avaritia.)
s. f. Inclinación desmesurada a adquirir riquezas por el mero placer de poseerlas la avaricia te hará perder amigos. codicia

avaricia

 
f. Afán desordenado de poseer riquezas para atesorarlas.

avaricia

(aβaˈɾiθja)
sustantivo femenino
deseo de poseer cada vez más riquezas sin compartirlas Un hombre dominado por la avaricia no puede tener amigos.
tener cierta característica en grado máximo ser feo con avaricia
Sinónimos

avaricia

sustantivo femenino
avidez, codicia, tacañería, ruindad, cicatería, mezquindad, miseria, sordidez.
Avidez y codicia connotan afán de adquirir o ganar. Cuando el medio empleado para acumular bienes es no gastar se emplean los demás sinónimos.

avaricia:

ansiaapetencia, codicia, cicatería, ruindad, avidez, miseria, afán, tacañería, roñosería, ambición, egoísmo, mezquindad,
Traducciones

avaricia

Geiz

avaricia

hebzucht

avaricia

chciwość

avaricia

алчност

avaricia

贪婪

avaricia

貪婪

avaricia

grådighed

avaricia

חמדנות

avaricia

avaricia

탐욕

avaricia

girighet

avaricia

SFavarice, greed, greediness
Ejemplos ?
Los logreros perdieron las escrituras en que la avaricia, fingidamente alegre, tenía puesto el pensamiento; pero yo todo lo tengo libre y sin lesión.
Escapé del trueno y di en el relámpago, porque era el ciego para con éste un Alejandro Magno, con ser la mesma avaricia, como he contado.
Enséñame un hombre que no lo sea; uno sirve a la lujuria, otro a la avaricia, otro a la ambición, todos al temor, yo podré mostrarte un cónsul sirviendo a una vieja, un rico sirviendo a una criada.
No hay pobreza agradecida ni riqueza quejosa; es bienquista la abundancia y sediciosa la carestía. La libertad al tirano le muda el nombre, y la avaricia al príncipe.
El enlutado entonces que mostraba Autoridad entre ellos, la voz fiera Alzó en un pergamino que llevaba Leyendo en torba voz de esta manera; «Mirando los pecados infinitos »Con que manchó su vida y su conciencia »El alma de este juez, y sus delitos »No mereciendo de su Dios clemencia »Y en la balanza igual de su justicia »Pesando mucho mas que su inocencia »La venganza, el orgullo y la avaricia...
Texto Habiendo de pasar César a África contra Catón y Scipión, dejó a Bruto en la Galia Cisalpina por buena dicha de aquella provincia; porque, como las otras provincias, por la avaricia y lujuria de los gobernadores, estuviesen peor tratadas de la insolencia de la paz que pudieran estarlo del furor del la guerra, esta sola provincia, en la virtud, religión y templanza de Marco Bruto restaurada de los robos de sus antecesores, respiraba gozosa y abundante.
«Los vicios, dice La Nueva España, las estravagancias, las glotonerías, la avaricia, la concupiscencia, todas las pasiones á que la cogulla ha dado sombra, habían sido objeto de inspiracion para el pincel de Ortego.» De este modo el pintor fué á inspirarse en la calumnia, en la envidia, en la ingratitud, en todas las más bajas y miserables pasiones á que la bandera liberal ha dado sombra, para retratar la vida monástica.
---- Amar la vida cuando se sacrifica diariamente para satisfacer la avaricia, el orgullo y la lujuria de los déspotas, es el más necio de los amores.
Tampoco digo que no se ha de hacer bien a todos, a los buenos y a los malos, a los amigos y a los enemigos; a los buenos, porque lo merecen; a los malos, para que lo merezcan; a los amigos, porque lo son; a los enemigos, porque no lo sean. Ciérrase en esto un escondido y alto misterio de la caridad, y una bien avisada avaricia política.
Cierto es que, cuando al tintinear, la moneda cae en la caja, el lucro y la avaricia pueden ir en aumento, mas la intercesión de la Iglesia depende sólo de la voluntad de Dios.
Pareces tú, Montano, a la gran cumbre deste gran monte, pues vivir contigo es muerte de la misma pesadumbre, es un poner debajo a su enemigo: de la soberbia el trueno estar mirando cuál va descomponiendo al más amigo, las nubes de la invidia descargando ver, de murmuración duro granizo, de vanagloria el viento andar soplando, y de lujuria el rayo encontradizo, de acidia el grueso aliento y de avaricia, con lo demás que el padre antiguo hizo; y desta turba vil que el mundo envicia descargado, gozar cuanto ilustrare el sol en ti de gloria y de justicia.
No permite tal: antes aparta de ellos todos los males, las maldades, los deleites, los malos pensamientos, los codiciosos consejos, la ciega sensualidad y la avaricia, que anhela siempre por lo ajeno.