augurio


También se encuentra en: Sinónimos.

augurio

s. m. Señal o anuncio que indica que algo va a ocurrir los nubarrones son augurio de tormenta. presagio

augurio

 
m. Agüero.

augurio

(aw'γuɾjo)
sustantivo masculino
1. signo entendido como advertencia de buenos o malos acontecimientos futuros Este nuevo gobierno no es augurio de paz.
2. vaticinio de hechos futuros por interpretación o intuición Sus augurios para el trigo fueron pesimistas.
Traducciones

augurio

augurio

augurio

Omen

augurio

présage

augurio

omen

augurio

Omen

augurio

预兆

augurio

預兆

augurio

Omen

augurio

varsel

augurio

징조

augurio

omen

augurio

ลาง

augurio

SM
1. (= presagio) → omen; (= profecía) → prediction
consultar los auguriosto take the auguries
2. augurios (= deseos) → best wishes (para for) con nuestros augurios parawith our best wishes for ...
mensaje de buenos auguriosgoodwill message
Ejemplos ?
Tambien en este día aplaca, acariciándolos con la mano, a las ovejas, a los bueyes de cuernos torcidos y de pies curvos, al perro de dientes afilados y a los mulos pacientes, y domestícalos; se prudente, a fin de evitar las penas del ánimo durante el cuarto día del mes que crece o se acaba: porque esos días son enteramente perfectos. En el cuarto día, conduce una esposa a tu morada después de consultar el augurio de las aves.
Y como en Eurípides, Creon, al ver a Tiresias con una corona ceñida a la frente y sabiendo que le fue dada por los enemigos a causa de su arte, le dice: «me parece de buen augurio esta corona triunfal, porque estamos corriendo una gran tempestad, como sabes 8 », así yo tomo por un feliz presagio esta corona con que me honra tu mano; porque me encuentro en medio de una tempestad no menor que la de Creon, puesto que trato de triunfar de todos los que te aman.
Ante el augurio lunático, capciosa, espectral, desnuda, aterciopelada y muda, desciende en su tela inerte, como una araña de muerte, la inmensa noche de Buda...
Entonces, fue cuando aquella herencia inesperada, recaída en la madre de su novia, vino a modificar en parte este estado de las cosas. Experimentó una corazonada de mal augurio, cuando le dieron la noticia.
Viva usted todavía con la vida del espíritu, y no envenene su alma tan temprano. No olvide usted que los jóvenes precoces viven poco.— Fatídico, tristísimo augurio de mi pluma.
tú mi adiós postrero sola recibirás, si ya no muero, para mi mayor daño, de ti distante y en país extraño; y solitario partiré del mundo, cual de grande ciudad triste extranjero parte, sin que de nadie se despida, ni brazos le den fieles el abrazo postrer de la partida de su breve morada en los dinteles, ni el usado lenguaje de labio alguno amigo oiga, que del vïaje como augurio feliz lleve consigo.
Hoy los cuatro caballos sacros las fogosas narices hinchan, como en versos y simulacros, huellan nubes, al sol relinchan, y a un más allá se encaminan marcando el cielo de huellas; mientras otros astros declinan ellos van entre las estrellas por obra de la ley eterna que el ritmo del orbe gobierna. Ante la cuadriga que crina de orgullos de olimpo su llama, voz de augurio animador clama: ¡Hay en la tierra una Argentina!
Y aquella noche, Encalada recibió calabazas fresquitas, y dijo con un poeta: :::«Por ti de Dios me olvidé, :::por ti la gloria perdí, :::y a la postre me quedé :::sin Dios, sin gloria y sin ti». La marquesa no estuvo errada en su augurio.
¡ya se vería, ya, si era o no palo de obra! En Villafán se aceptó el augurio. Cleto sería el que les sacase de penas, allá para dentro de ocho o diez años; el que les arreglase lo del cauce del río para prevenir inundaciones; lo de la carretera para ir a la capital; lo de los montes y dehesas que pleiteaban con sus vecinos de Baltanés; el que concediese unos miles de duros con que reparar la iglesia, rayada de grietas y amenazando ruina inminente, y el que, cubriéndose de gloria, hiciese resonar el nombre de Villafán hasta los últimos confines del mundo.
Al día siguiente, a las cinco, entró en la cocina de la posada, con un nudo en la garganta, las mejillas pálidas, y con esa resolución de los cobardes a los que nada detiene. El señor no está respondió un criado. Esto le pareció de buen augurio. Subió.
Pero alguna deidad extiende la mano sobre mí, cuando me hace salir al encuentro un caminante de tan favorable augurio como tú, que tienes cuerpo y aspecto dignos de admiración y espíritu prudente, y naciste de padres felices.
Y un día tras otro se susurraba que el beneficio sería un acontecimiento sin igual; que ni la Nilson, ni la Sembrich, ni la Patti, con quien comparábamos a nuestra heroína, podrían jactarse de haber recogido, en su larga carrera de triunfos, homenaje más brillante y fastuoso... Estos augurio s traían soliviantada a la misma Duchesini.