astrólogo


También se encuentra en: Sinónimos.

astrólogo, a

(Del lat. astrologus < gr. astrologos, astrónomo.)
s. OCULTISMO, OFICIOS Y PROFESIONES Persona dedicada al estudio de la astrología.

astrólogo, -ga

 
m. f. Persona que profesa la astrología.
Sinónimos
Traducciones

astrólogo

astroloog

astrólogo

астролог

astrólogo

astròleg

astrólogo

astrolog

astrólogo

astrologer

astrólogo

astrologisto

astrólogo

astrologi

astrólogo

astrologue, astrologiste

astrólogo

csillagjós

astrólogo

astrologo

astrólogo

astrologus

astrólogo

astrólogo

astrólogo

astrolog

astrólogo

astrolog, stjärntydare

astrólogo

โหราจารย

astrólogo

astrolog

astrólogo

астролог

astrólogo

chiêm tinh

astrólogo

אסטרולוג

astrólogo

/a SM/Fastrologer
Ejemplos ?
Estando sacrificando Spurinna, arúspex, le amonestó que se guardase del peligro, que no pasaría de los idus de marzo. Otros escriben que éste era astrólogo y que lo advirtió por una dirección de su nacimiento de César.
Fue por aquel entonces cuando los excesivos calores del verano de 1466 provocaron aquella gran peste que se llevó a más de cuarenta mil criaturas en el vizcondado de París, entre los que hay que contar, dice Jean de Troyes, a «maese Arnoul, astrólogo del rey, que era un hombre de bien, conocedor y muy agradable».
Díjole su mujer que no saliese, mandóselo el sueño, amonestáronselo los agoreros, amenazole el astrólogo, y a nadie creyó; guardando el crédito para Décimo Bruto, uno de los conjurados, que le dijo que saliese.
Bien desenfadada se mostró la sospecha de César, cuando al entrar en el Senado, y viendo a Spurinna, astrólogo, que le había amenazado, le dijo: "Spurinna, hoy son los idus de marzo".
El maestro de escuela, a quien se puede ver enseñando a los niños del poblado a leer y a escribir sobre la arena. El brahmín encargado del calendario, o astrólogo, y otros.
Y ahora sintió Erdosain que el hombre le repugnaba. Para cambiar de conversación, dijo: –Dígame... ¿Usted cree en el éxito de la empresa del Astrólogo? –No.
Dicen que su hermano Atlas fue grande astrólogo, de donde tomaron ocasión los poetas para fingir que tiene a cuestas el cielo, aunque se halla un monte de su nombre, que más verosímilmente parece que, por su elevación, ha venido a ser opinión vulgar que tiene a cuestas el cielo.
Hago una hora de ejercicio, me baño, leo los diarios, almuerzo, duermo una siesta, a las seis tomo el vermouth y voy a lo del peluquero, a las ocho ceno, después salgo al café, y dentro de dos años, cuando tenga doscientos mil pesos, me retiraré del oficio para vivir definitivamente de mis rentas. Y en realidad, ¿cuál va a ser su intervención en la sociedad del Astrólogo?
Fray Ambrosio asomó en lo alto, alumbrándose con un velón: Vestía el cuerpo flaco y largo con una sotana recortada, y cubría la temblona cabeza con negro gorro puntiagudo, que daba a toda la figura cierto aspecto de astrólogo grotesco.
Ahí están mis Anales, donde figuran entre las penitenciadas muchas prójimas oriundas de la villa de Valverde, y de cuyas marrullerías no quiero ocuparme en este artículo, porque no digan que me repito como bendición de obispo. El primer brujo que floreció en Ica (allá por los años de 1611) merecía más bien el título de astrólogo.
¿No hurta el amor con los ojos, el discreto con la boca, el poderoso con los brazos (pues no medra quien no tiene los suyos), el valiente con las manos, el músico con los dedos, el gitano y cicatero con las uñas, el médico con la muerte, el boticario con la salud, el astrólogo con el cielo?
«De la Capadocia, respondió el pregonero, y es un animal muy sólido.» Preguntó por mi edad: el pregonero continuó bromeando: «Un astrólogo que ha calculado su constelación garantiza que sólo tiene cinco años, pero sólo él sabe verdaderamente cuál es su estado civil.