asaz


También se encuentra en: Sinónimos.

asaz

(Del occitano assatz, suficientemente < lat. vulgar ad satis < lat. satis, suficientemente.)
adv. literario Bastante, mucho.

asaz

 
adv. c. Bastante, harto, muy.
adj. Bastante, mucho.
Sinónimos

asaz

adjetivo 1
(lit.) bastante, suficiente, mucho. escaso, insuficiente.
Asaz es voz anticuada, que hoy se usa solo en estilo literario elevado u oratorio.
adverbio
Traducciones

asaz

assai

asaz

ADV (Literat) → very, exceedingly
una tarea asaz difícilan exceedingly difficult task
Ejemplos ?
Habían cerrado la puerta, según la patriarcal costumbre de entonces, desde el anochecer, y previas unas cuentas, asaz complicadas y prolijas, de los últimos negocios, se habían sentado a la mesa al toque de las diez.
Ogaño, aquestas fórmulas de sellados folios e rúbricas, non allegan fines otros que estirar litigianzas e buscarlas lo ambiguo e caras diversas, non sólo en el decir de la frasi, mas en el intento que cada un ome le intenta trobar para en la ruibna del un ome, el medro afincar el ome otro. Catad como estonce al malo, en justicia asaz justa, ordenanza esta daba de enforcarle o descabezarle so el vil garrote.
Casóse con Egilona Matrona muy egemplar, Pero exigente sin duda Y malhumorada asaz: Porque al cabo malamente La tuvo que repudiar Por ser muy parienta suya: Impedimento legal Encontrado á los dos años Despues de matrimoniar.
Cafetera estaba solo en casa, sentado sobre un arcón viejo, único mueble de ella, no contando el catre matrimonial, rascándose la cabeza como aquel que acaricia una idea de gran trascendencia, y murmurando algunas palabras, no todas evangélicas, las más de un colorido asaz rabioso.
Y pues al fin te plugo, árbitro de la suerte soberano, que, suelto el cuello de extranjero yugo, erguiese al cielo el hombre americano, bendecida de ti se arraigue y medre su libertad; en el más hondo encierra de los abismos la malvada guerra, y el miedo de la espada asoladora al suspicaz cultivador no arredre del arte bienhechora, que las familias nutre y los estados; la azorada inquietud deje las almas, deje la triste herrumbre los arados. Asaz de nuestros padres malhadados expiamos la bárbara conquista.
-Don Gerónimo -díjole, en cierta ocasión un niño- ¿hasta cuándo nos pasea usted por los campos? Llévenos, por su vida, a las ciudades; que es fatigoso asaz andar de ceca en meca por montes y llanuras.
Monstruoso… a ser verídico; pues ya no hay quien ignore que mientras rija a España la actual Constitución, y mientras represente la patria el real escudo, aún en le simbolismo del nacional blasón la cruz y la corona son, como Dios, inmunes, y el Rey es el castillo y el pueblo es el león He aquí lo que recuerdo del año a quien ya puso en la agonía el tiempo; y como asaz difuso soy ya, de estos dos años a El Liberal diré: pues sé de aquél tan poco, tan turbio y tan confuso, ¿qué es de éste que despunta lo que decir podré?
ítem, los nenes, tan luego como eran bautizados, volaban al otro mundo. Muerto Jáuregui volvió la monja á su convento, donde pasó veinte años de vida asaz penitente.
Como el nuevo virrey había subs- tituido el tratamiento de muy nobles señores que hasta entonces se daba á los cabildantes, con el de nobles señores dijo riéndose don Martín, en pleno Cabildo de Potosí:— Ya le enseñaremos á tener crianza á ese virrey de mojiganga, que viene asaz des- comedido en el escribir.— El vejete, que había sido siempre revoltoso, creía conservar aún los bríos de su mocedad y vol- ver á armar la gorda.
Derramar vuestro tesoro por obsequiarme no es justo: iréme, y con gran disgusto si dais en prodigar oro. Sé que os servisteis mandar regalar mucho a mi gente, y el vulgo, asaz maldiciente, podrá de ello murmurar.
En fin, había que llevarle el genio al señor, por expreso encargo de la señora condesa, y el ayuda de cámara calculó que saldría del apuro encargando la tarea al último de los mozos de cuadra, Alejo, asaz bruto para aceptar tales comisiones.
Tú, si llorosa don han admitido las ingratas cenizas, de que llevo dulce noticia asaz, si lastimosa, permíteme, piadosa usura a tierno llanto, que vea el cuerpo santo de Geroncio, tu mártir y prelado.