artillero


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con artillero: artilleria

artillero, a

1. adj. MILITAR De la artillería.
2. s. m. MILITAR Militar que sirve en la artillería de un ejército o de una armada artillero de mar.
3. MILITAR Persona que conoce o teoriza sobre la técnica de la construcción, conservación y manejo de armas, máquinas y municiones de guerra.

artillero

 
m. Soldado que sirve en la artillería del ejército.

artillero, -ra

(aɾti'λeɾo, -ɾa)
abreviación
que es propio del arte de construir y mantener armamento de guerra El ataque artillero destruyó la ciudad.

artillero, -ra


sustantivo masculino-femenino
occupations persona que trabaja para la artillería del Ejército artillero de la aeronáutica
militar soldado que presta su servicio en la artillería de las embarcaciones Dentro de la Armada tenía formación de artillero de mar.

artillero


sustantivo masculino
1. occupations individuo que coloca y detona los explosivos en las minas Sólo los artilleros tenían acceso a los explosivos en la mina.
2. jugador que anota varios puntos Se consagró como artillero del campeonato mundial de fútbol.
Sinónimos

artillero

, artillera
sustantivo masculino
1 (deportes) goleador, pichichi, máximo goleador, máximo artillero, chutador.
En el fútbol.
Traducciones

artillero

artilleur

artillero

Gunner

artillero

مدفعي

artillero

Gunner

artillero

SM
1. (Mil) → artilleryman (Aer, Náut) → gunner (Min) → explosives expert
2. (Dep) → forward
Ejemplos ?
Además. lo nombró regidor i erpetuo ele Tumbes y artillero mayor de Pizarro. En la captura del inca Atahualpa, fue Pedro de Candía quien,disparando una bombarda o pequeña pieza de artillería, dio la señal para que comenzase la matanza de los indios.
Y fuelo tanto que, como el buen artillero al pie del cañón, Grano de Oro cayó redondo y para más no levantarse al pie de una botija de guarapo.
El dragón fuerte y el feroz marino, el infante aguerrido, el artillero, el castellano y diestro vizcaíno, el asturiano y cántabro invencible, el constante gallego, el temible hijo de Cataluña, el arribeño fuerte y el andaluz se aprestan al conflicto; los pardos, naturales y morenos pruebas dan de lealtad y patriotismo.
Y en el infierno están todos aposentados con tal orden, que un artillero que bajó allá el otro día, queriendo que le pusiesen entre la gente de guerra, como al preguntarle del oficio que había tenido dijese que hacer tiros en el mundo, fue remitido al cuartel de los escribanos, pues son los que hacen tiros en el mundo.
El chófer, un artillero de pelo rojo y aspecto campesino, que lleva sobre el uniforme un chaquetón de caucho, increpa á la muchacha, la insulta por el sobresalto que le ha hecho sufrir.
Ella afirma que no se moverá, é intenta tenderse en el suelo para que el vehículo la aplaste al ponerse en marcha. El artillero jura indignado, tomando por testigos á los curiosos.
No sabía si tenía derecho o no a la rescisión o lo que fuere; pero sabía algo más positivo: que era cuestión de mandones, de caciques; que el juez le haría al Artillero cargar con la yegua si el señorito se empeñaba.
y el artillero llama a un cabo de la Guardia civil, que, enterado del caso, aplica la ley marcial al reglamento de ferrocarriles, y decreta que la viuda (él la hace viuda) y su teniente se queden en el reservado del duque, sin perjuicio de que éste se llame a engaño ante quien corresponda.
Eso da la idea de una élite, muy distinto es lo que yo ordené que comenzara a estudiarse, el incremento del nivel profesional de las tropas especializadas, esa es una cosa muy distinta. Ameliach es artillero, infante de acero, yo soy de tanques.
Para su novio la labra a quien puro amor la liga, artillero que guarnece de Junin la batería; ya su preciosa tarea la bella virgen termina; en blanco paño la envuelve a todo con rojas cintas; y en tierno amoroso llanto inundadas las mejillas, estos renglones escribe al que ni un instante olvida: «Bien quisiera, oh mi dueño, tu Rosana que el Garibaldi por sus manos hecho, en vez de ser de tan delgada lana que mal bastara a proteger tu pecho, fuera de mano de potente hada, de impenetrable mágico tejido, semejante a la túnica sagrada de que ángel lidiador está vestido.
Luego que el gran Liniers vio ya acercarse el batallón contrario a su recinto, preparada la línea con presteza ordena al artillero dar principio, súbito truena el horroroso bronce, y arrasa y mata el plomo despedido cuanto el furor de su carrera encuentra, cual suele el aquilón con fiero silbo arremeter los más robustos robles, arrancarlos de raíz embravecido, y esparcirlos con rabia por los aires, envueltos en violentos torbellinos, y el aura oscurecer con negro polvo.
—Señores —agrega el artillero,— la tercera brigada de infantería ocupó sus posiciones entre la azotea de don Pedro Delfino, donde apoyó a su ala izquierda, y el paso del Negro del arroyo Bravo.