Ejemplos ?
Y cerraba los ojos, deslumbrados por aquel azul reverberante. II No tuvo el encanto de la media lengua, porque antes de cumplir un año articulaba con claridad admirable.
Sus labios no se movían, no articulaba una palabra; pero sus incomparables ojos elevados al cielo, su actitud humilde y suplicante y agitadas emociones de su seno, decían más que las más fervientes oraciones; oraba en secreto.
La voz que lo articulaba era una melodía dulce y melancólica, era tenue y grato acento, un eco adorado que penetró en su corazón y sacó de allí dos lágrimas de ternura, de aquellas tanto tiempo detenidas y que en vano había llamado a sus ojos para desahogar la amargura de sus penas.
Sin resignación, acusaba en veladas frases al padre por quien el chico había dado el «cabezazo», a la mujer causa de los disgustos, y sobre todo, insistía en lo imposible. -Si yo no pido nada -articulaba roncamente-.
¡Sin duda, aquellos mismos que Calixto evocaba mientras el órgano emitía su vibrante raudal de sonidos plenos y graves, y en el altar, una grácil figura, envuelta en blancas sedas que la prolongaban místicamente, articulaba un «sí» apagado, un «sí» blanco también!
No conviene que el ilustre jefe del partido tradicionalista se vea tildado... Aquí el señor Boina fruncía el sobrecejo, se echaba atrás con dignidad y articulaba con énfasis: -Ustedes dirán, señores.
Había que saber el sentido que tenían en los labios y en la mente de don Juan estas últimas palabras; había que conocer su dictamen respecto a la «misión», según decía él, de la mujer en sociedad, para darse cuenta exacta de la ironía y la amargura con que las articulaba.
No tuvo otros juguetes que las "tabas" y "caracuces" que los perros abandonaban en el patio, ni otras caricias que los manotones de dos cuzcos canelos, únicos seres que jugaban con él, arañándole algunas veces, mordiéndole otras. A los dos años no caminaba y a los tres no articulaba sino una que otra palabra.
Gómez completaba la frase poniendo horizontales los dos índices de la derecha y la izquierda, y dando en la yema del uno con la del otro repetidas veces. -Hombre -articulaba, al fin, el señor de Boina-, a ese bicho malo convenía...
Cierta mañana llegó al manicomio un hombre escuálido, de rostro macilento, que se tenía malamente en pie. Estaba cubierto de andrajos y articulaba tan mal sus palabras que era necesario descubrir lo que decía.
El carpo medio tenía una profunda fóvea cóncava que se abría anteriormente, ventralmente y un poco medialmente, dentro del cual se articulaba el pteroide.
El proyecto que en su origen preveía treinta y seis capillas, distribuidas en un itinerario que se articulaba en espiral por la pendiente del promontorio, se le confió al padre capuchino Cleto da Castelleto Ticino.