artesa


También se encuentra en: Sinónimos.

artesa

1. s. f. Recipiente hecho de madera, de forma cuadrada, semejante a un cajón con la base más estrecha que la boca, que se utiliza para amasar el pan y para otros usos. duerna, masera
2. CONSTRUCCIÓN Cajón en el que se mezcla el mortero o el yeso.

artesa

 
f. Cajón cuadrilongo en forma de tronco de pirámide invertido, para amasar pan y para otros usos.
Sinónimos

artesa

sustantivo femenino
duerna, masera, batea (América).
Traducciones

artesa

madia, trogolo

artesa

SFtrough
Ejemplos ?
Tomó, para recoger aquellas lágrimas tan preciosas, el cubo, el cazo, la artesa del pan, las escudillas de madera, el bote de sal, y todos los utensilios que podía acarrear: muy pronto estuvieron llenos de perlas y de diamantes maravillosos.
Pues pierda el miedo, que no seré yo quien soy, si no se le ablanda el pecho. SANTARÉN Yo también pondré mi parte; que, en materia de embelecos, soy hijo de quien nacer hizo en una artesa berros.
Pero para lo fuerte tienen hombres; para hervir los metales, para hacer ladrillos de ellos, para ponerlos en la máquina delgados como hoja de papel, para las máquinas de recortar en la hoja muchas cucharas y tenedores a la vez, para platearlos en la artesa, donde está la plata hecha agua, de modo que no se la ve, pero en cuanto pasa por la artesa la electricidad, se echa toda sobre las cucharas y los tenedores, que están dentro colgados en hilera de un madero, como las púas de un peine.
— Cucharón y caça también lo demanda. — Y artesa y cedaço que aliñando se anda y a mercar se manda. Nuestr'amo, ya soy desposado.
SEGRIA: Albatarrec, Alcarras, Alcoletge, Alfarras, Alguaire, Almacelles, Almenar, Alpicat, Artesa de Lleida, Aitona, Benavent de Segria, Corbins, Granja d’Escarp (La), Massalcoreig, Montoliu de Lleida, Portella (La), Puigverd de Lleida, Rossello, Seros, Soses, Sudanell, Torrefarrera, Torres de Segre, Torre-Serona, Vilanova de Segria, Vilanova de la Barca, Gimenells i el Pla de la Font, Lleida.
Un gran fuego ardía en la chimenea y en el centro del cuarto una mujer en cuclillas delante de una artesa de madera se ocupaba de lavar algunas piezas de ropa.
Si cuando las muchachas se ponían a lavar, reían juntas alrededor de la artesa, y se contaban las novedades que sabían, lo tomaba con mucha formalidad y las decía riñéndolas: -Ya habéis comenzado a chismorrear.
—Trae la comida de mis animales —le dijo. El criado trajo una artesa de madera de ébano que dejó en el suelo. Estaba llena de una especie de picadillo de carne muy delicado.
No se podía replicar ni una palabra, había que obedecer; todavía a gatas, metí la cabeza en la artesa y, como todo era muy limpio y bueno, me puse a comer con los perros, los cuales, muy cortésmente, me dejaron mi parte sin la más mínima disputa.
La recuerdo como si la viera: un maitén enorme tendía parte de sus ramas sobre la casita blanca con techo de totora; en el corredor, eternamente la Andrea, su mujer, lavando en la artesa una ropa más blanca que la nieve; una montura llena de pellones y amarras colgada sobre un caballete de palo; y dos gansos chillones y provocativos en la puerta, amagando eternamente nuestras medias rojas que parecían indignarles.
La artesa, bruñida a fuerza de haberse amasado encima el pan de brona, llevaba siempre carga de espigas de maíz mezcladas con habas, cuencos de leche, cedazos y harneros.
-Apuesto -dijo- a que esta noche está Ramonilla cerniendo, pues aquella ventana es la de la cocina donde tienen la artesa, y me parece que oigo el zarandeo del cedazo.