Ejemplos ?
19 Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mis preceptos que os he propuesto, y fuereis y sirviereis á dioses ajenos, y los adorareis, 20 Yo los arrancaré de mi tierra que les he dado; y esta casa que he santificado á mi nombre, yo la echaré de delante de mí, y pondréla por proverbio y fábula en todos los pueblos.
¡Pues yo en mi delirio insano la arrancaré de su mano para ponerla en tu frente!» Sacudió su cabellera el vate en su desvarío, contemplando la alta esfera, como el águila altanera mide el inmenso vacío.
14 Así dijo Jehová contra todos mis malos vecinos, que tocan la heredad que hice poseer á mi pueblo Israel: He aquí que yo los arrancaré de su tierra, y arrancaré de en medio de ellos la casa de Judá.
20 Por tanto, así ha dicho el Señor Jehová: He aquí yo contra vuestras almohadillas, con que cazáis ahí las almas volando; yo las arrancaré de vuestros brazos, y dejaré las almas, las almas que cazáis volando.
24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacím rey de Judá fuese anillo en mi mano diestra, aun de allí te arrancaré; 25 Y te entregaré en mano de los que buscan tu alma, y en mano de aquellos cuya vista temes; sí, en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y en mano de los Caldeos.
38 Mas si dijereis: Carga de Jehová: por eso Jehová dice así: Porque dijisteis esta palabra, Carga de Jehová, habiendo enviado á deciros: No digáis, Carga de Jehová: 39 Por tanto, he aquí que yo os echaré en olvido, y os arrancaré de mi presencia, y á la ciudad que os dí á vosotros y á vuestros padres; 40 Y pondré sobre vosotros afrenta perpetua, y eterna confusión que nunca borrará el olvido.
Pero yo te juro, Antonia, que sabré arrancármelo. Me lo arrancaré, lo estrangularé y lo echaré a los pies de Abel. Le daría un beso si no fuese que temo despertarla...
ULISES Que gimieras te deseé y cumplí lo que anunciara, que yo me voy a la orilla, y la nave meteré en el mar de Sicilia hacia mi patria. CÍCLOPE No, porque arrancaré esta roca y te la arrojaré para machacarte con tus marineros.
DON FÉLIX. —Pues buen viejo testarudo, ya que me provocas, guerra te haré desde hoy, de tus brazos la arrancaré ROBLEDA. Y eso prueba bien claro que sois un vil, porque tan villana idea le ocurre solo a un menguado que contra la ley atenta.
Alumbra con tus ojos mi obscura inteligencia, sé tú, mi vida, el norte que mire mi ambición, y me alzaré gigante y arrancaré á la ciencia el más hermoso lauro que anhela el corazón.
No impunemente lo llevarás: pues te arrancaré a ti la figura con la que a ti misma, y con la que complaces a nuestro, importuna, marido,' 475 dijo, y de su opuesta frente prendiéndole los cabellos, la postra en el suelo de bruces.
Para toda abominación yo, germana, me he preparado: o yo, cuando con antorchas estos reales techos creme a su artífice echaré, a Tereo, en medio de las llamas, 615 o su lengua o sus ojos y los miembros que a ti el pudor te arrebataron a hierro le arrancaré, o por heridas mil su culpable aliento le expulsaré.