arenoso

(redireccionado de arenosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

arenoso, a

1. adj. Que tiene arena o exceso de ella terrenos arenosos. arenáceo
2. Que tiene un aspecto parecido al de la arena tejido arenoso; bordado arenoso.

arenoso, -sa

 
adj. Que tiene arena.
Que participa de la naturaleza y calidades de la arena.

arenoso, -sa

(aɾe'noso, -sa)
abreviación
1. fértil que contiene arena suelo arenoso
2. que se asemeja a la arena dulce de leche arenoso

arenoso, -sa

(aɾeˈnoso, -sa)
abreviación
1. que tiene arena un terreno arenoso
2. que tiene características propias de la arena una manzana arenosa

arenoso, -sa

(aɾe'noso, -sa)
abreviación
1. fértil que contiene arena suelo arenoso
2. que se asemeja a la arena dulce de leche arenoso

arenoso, -sa

(aɾeˈnoso, -sa)
abreviación
1. que tiene arena un terreno arenoso
2. que tiene características propias de la arena una manzana arenosa
Sinónimos

arenoso

, arenosa
adjetivo
Traducciones

arenoso

sandy

arenoso

sandig

arenoso

Sandy

arenoso

Sandy

arenoso

Sandy

arenoso

Sandy

arenoso

ADJsandy

arenoso-a

a. sandy.
Ejemplos ?
Aquí y allá, en el fondo de las du-nas y en la falda de arenosas colinas, se alzaban algunos jacales que, entré vallados de enormes cactus, asomaban sus agudas techumbres de cáñamo gris medio podrido.
Sus huevos son casi como los del cocodrilo, mas sin cáscara, estando cubiertos de una tenue película; hállanse en tanta abundancia en las costas arenosas que si los pájaros no vinieran a destruirlos, la mar se llenara sumamente de tortugas.
Son tierras bajas, planas, arenosas, que reciben las turbulentas crecientes de los ríos en invierno, los cuales se desbordan inundando casi toda la planicie y dejando apenas unos pasos libres para los caminos de herradura y para los senderos selváticos.
Sobre los ceñudos arcos de sus ojos oblicuos, pesaba también el instintivo recelo de la fiera que siempre se siente amenazada, hasta en los recovecos de su guarida; y fácilmente se adivina que así era, pues de los toldos de Pincen, aunque fueran disimulados en un hueco, se podía divisar, por pequeñas abras, todo el horizonte, notar cualquier movimiento sospechoso en la Pampa, y huir, desaparecer rápidamente, entre las ondulaciones arenosas de la llanura...
La anciana, puesta de rodillas, con el auxilio de sus manos, de sus brazos y de su cuerpo, rechazaba, lanzando alaridos de pavor y de locura, las arenosas ondas que subían, cuando el último hundimiento tuvo lugar.
¡O terrible necesidad de amar!... Del Océano las arenosas y desnudas playas devoradas del sol de medio día son imagen terrible, verdadera de mi agitado corazón.
La latanier no es tan alta como la vinosa, si bien tiene casi la misma forma, excepto que las hojas son como abanicos; nacen en tierras pedregosas y arenosas, pareciendo su corpulencia de siete pies, poco más o menos, y toda cuajada de espinas, largas de medio pie, muy agudas y fuertes; da su simiente del mismo modo que la que arriba dijimos, sirviendo, como ella, también de alimento a las bestias silvestres.
Viajaba de la capital a Mendoza, de Mendoza a Neuquen, del Neuquen a Patagones, de Patagones a Bahía Blanca; cruzaba por todos lados las provincias de Buenos Aires, Córdoba, San Luis y Santa Fe y la Pampa Central, comparando las tierras, su valor, su feracidad y su situación, desechando por su precio elevado o por ser arenosas, o por quedar muy alejadas de una vía de comunicación, todas las que le ofrecían; éstas le parecían muy bajas y anegadizas, aquéllas eran muy altas y demasiado secas; lo que quería era una extensión grande, muchos miles de hectáreas, a precio muy bajo, de tierra muy fértil, si no muy cerca de la capital, siquiera muy cerca de una estación de ferrocarril, de alguna línea principal, más bien que de un ramal.
Logre yo, por la trémula espesura ir mis informes versos esbozando sin método, sin orden, sin premura, conforme el corazón los va dictando, y al margen del arroyo, en la floresta que cruce sobre mí sus ramos dobles, dormir el blando sueño de la siesta bajo el dosel flotante de los robles; o estampar en las playas arenosas...
El fuego, ligero en las lomas arenosas, donde encontraba poco alimento, se detenía en los bajos, de pasto tupido y de pajas altas, comiéndose despacio, como saboreando, los pajonales, avivándose repentinamente, al devorar una mata de cortadera, envolviendo con sus roscas coloradas los magníficos penachos plateados, tumbándolos y no dejando el sitio, sino cuando no quedaba más que un tronquito calcinado, resto informe de la soberbia planta.
"Las islas Matapalo y Correa no tienen valor agrícola, ni de ninguna otra clase por ser bajas, arenosas, llenas de manglares infectos y salares estériles.
El suelo está formado por depósitos de las eras secundaria y terciaria de origen marino, donde abundan calizas y dolomías, a veces muy arenosas, con margas y flysch del Eoceno plegados y vergentes hacia el sur.