arcángel

(redireccionado de arcángeles)

arcángel

(Del lat. archangelus < gr. arkhos, jefe + angelos, ángel, emisario.)
s. m. RELIGIÓN, TEOLOGÍA Espíritu celeste que pertenece al coro superior al de los ángeles.

arcángel

 
m. rel. Espíritu bienaventurado, de orden medio entre los ángeles y los principados.

arcángel

(aɾ'kaŋxel)
sustantivo masculino
teología ser celestial mensajero de Dios El arcángel Gabriel anunció a María el nacimiento de Jesús.
Traducciones

arcángel

archangel

arcángel

archange

arcángel

Erzengel

arcángel

arcanjo

arcángel

archanioł

arcángel

Архангел

arcángel

Ærkeengel

arcángel

大天使

arcángel

대천사

arcángel

SMarchangel
Ejemplos ?
Mas la puerta está ahí; reforzada por arcángeles, impidiendo la salida; testigo del delirio transmutado en fiebre lírica de metáforas e imágenes simbólicas.
El sacerdote que oficiaba sentía temblar sus manos, porque Aquel que levantaba en ellas, Aquel a quien saludaban hombres y arcángeles, era su Dios, y le parecía haber visto abrirse los cielos y transfigurarse la Hostia.
Una nube blanquísima y luminosa descendía por el horizonte, y el espacio vibraba con rumor de alas y la melodía de un coro que se perdía en el infinito, repitiendo con mística monotonía: ¡Hosanna!, ¡hosanna!...Ya echaban pie a tierra, ya venían por el camino, con tal resplandor que parecía que todas las estrellas del cielo habían bajado a pasear por entre los bancales de trigo. Primero llegó un grupo de arcángeles: el piquete de honor.
Las cabezas de los arcángeles -por tales los tuvo la desdichada- brotaban de cuellos largos y mórbidos, y sostenían cabelleras rubias, tan foscas y ondeadas, que pudieran compararse a la aureola solar.
Y al tiempo que, ante las plantas del noble caudillo hispano, Dupont su espada rendía y de sus sienes el lauro, desde el trono del Eterno dos arcángeles volaron: uno a dar la nueva al polo su nieve en fuego tornando, otro a cavar un sepulcro en Santa Elena, peñasco que allá en la abrasada zona descuella en el oceano.
Después de arcángeles y serafines, tronos y dominaciones, ángeles, santos patriarcas, doctores, etc., etc., viene la gente menuda; y entre la gente menuda se vio, y no esperaba otra cosa, Servando.
Abajo, en la tierra endurecida por el hielo que cuajaba la nieve, una muchedumbre avanzaba cantando, exhalando su júbilo. No eran bellos arcángeles ni se vestían de seda luminosa.
No creo que tuviera una idea muy clara de la patria donde Dora había nacido, ni del sitio encumbrado que ocupaba en la escala de arcángeles y serafines; pero sé que hubiera rechazado con indignación y desprecio el pensamiento de que pudiera ser una criatura humana como todas las demás señoritas.
VI Al interno girar de sus silencios rotos impregnados de insólitos murmurios huecos vislumbró las apariencias tenues de peregrinos fetos... arcángeles orando por sus muertos: alborada sin alba gime por ellos...
Y tal vez los espíritus errantes Que arrastran rutilantes Esos soles que ruedan en la esfera, En cariñosa voz y amago blando, Te acarician pasando Al encontrarte siempre en su carrera. ¡Bien hayas tú, del sol y el viento amiga, Del esfuerzo y fatiga, De arcángeles tal vez acariciada!
Así gozar quisiera de imperturbable sueño cuando la noche baja de los cielos lejanos. Estrellas: derramadme vuestro letal beleño. Arcángeles: mecedme con vuestras leves manos.
Pero es indudable que los ha de haber, y verá también en sí aquella ciudad bienaventurada, aquel gran bien que ningún inferior tendrá envidia a ningún superior, así como ahora los ángeles no tienen emulación de los arcángeles.