aragonés


También se encuentra en: Sinónimos.

aragonés, a

1. adj. De Aragón o su dialecto.
2. s. Persona que es natural de Aragón.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Variante dialectal del antiguo navarroaragonés, hablada en la actualidad en una pequeña zona de Aragón y en una franja del noreste de Navarra.
4. adj / s. f. AGRICULTURA Se aplica a la variedad de uva tinta que nace en racimos grandes, gruesos y apiñados.

aragonés, -nesa

 
adj.-s. De Aragón.
m. ling. Dialecto que se habla en Aragón.
Aragonés, Partido (PAR) Partido político español fundado en 1977 por Hipólito Gómez de las Roces con el nombre de Partido Aragonés Regionalista. Presidió la Diputación General de Aragón entre 1987 y 1993 en coalición con el PP. Tras las elecciones autonómicas de 1995 apoyó un gobierno del PP, pero después de las de 1999 pactó con el PSOE, que se hizo así con la presidencia.
Sinónimos

aragonés

, aragonesa
adjetivo y sustantivo
maño (col.), baturro (col.).
«Se usa baturro
particularmente cuando se quiere indicar que tienen las cualidades que se les atribuyen como características: la obstinación y la franqueza, rayana en rudeza.»
María Moliner
Traducciones

aragonés

арагонец, арагонски

aragonés

aragonese

aragonés

Aragonese

aragonés

aragonais

aragonés

Aragonees

aragonés

Aragonês

aragonés

Aragonština

aragonés

/esa
A. ADJ & SM/FAragonese
B. SM (Ling) → Aragonese
Ejemplos ?
Sólo en la isla española el patriarca Boil derribó más de 160 mil ídolos, fundó las primeras iglesias, constituyó los primeros obispados, y cinco de sus monjes, y fray Julián, aragonés, fueron obispos.
Gerónimo Passamonte, aragonés, fue el primer oficial real y tesorero en Indias. El único sacerdote que Colón se llevó consigo, en el primer descubrimiento, fue un mercenario aragonés.
No borres de tu memoria tan debido ofrecimiento, y haz por escuchar atento cierta peregrina historia. Un joven aragonés vino cautivo al serallo: sus prendas y nombre callo; tú conocerás quién es.
No pueden los caballeros ni las damas alcanzallo, que ha perdido su caballo y mandó que le alzaran el rastrillo; dispidióse muy cortés y díjoles al partir: «Quedárame hasta mañana y fuera de buena gana; mas de Enrique mi señor otra la voluntad es, y yo soy su trovador, trovador y aragonés
En contra de lo que se esperaba, Alphonse falló la primera pelota; lo cierto es que le llegó a ras de tierra y lanzada con una fuerza sorprendente por un aragonés que parecía ser el jefe de los españoles.
Podrán formar parte del territorio aragonés, aquellos otros limítrofes que tengan características históricas, económicas y culturales similares siempre que se cumplan los extremos siguientes.
El pesar de los vencidos aumentaba el brillo de su victoria. – Echaremos otra partida, amigo –le dijo al aragonés con tono de superioridad– y os daré unos tantos de ventaja.
Me pidió la mía. Le dije lo que sabía, y no le oculté mis sospechas contra el mulero aragonés. Ordenó inmediatamente su detención.
Dotado de un espíritu de aventurero ardiente, de una naturaleza propia de los siglos de conquistas y descubrimientos, el aragonés se encontró bien en las comarcas descritas por Kipling; pero las vio de otra manera que Kipling, pues lejos de reconocer que los ingleses son sabios colonizadores, sacó en limpio que son crueles, ávidos y aprovechados, y que si no hacen con los colonos bengalíes lo que hicieron con los indígenas de la Tasmania, que fue no dejar uno a vida, es porque de indios hay millones y el sistema resultaba inaplicable.
En 1780 pudría ya tierra el guardián fray Pedro de San Martín, y su sucesor era fray Andrés de Talamantes, aragonés severo y cejijunto, que metió a la comunidad en un puño, al reverso de fray Pedro, que fue todo mansedumbre para con sus hermanos.
Landázuri era, pues, el coco del alcalde y de la audiencia. No produjo Zaragoza aragonés más testarudo y camorrista. En 1797 el escribano D.
Almorzaba don Casto en la oficina y sin vino, por lo común, pero aquel día un compañero aragonés habíale dado a probar un Valdiñón que de Zaragoza le enviaron los suyos, y don Casto, que no solía probarlo, con una sola copa se había puesto muy contento, y hasta la tinta la veía de color de rosa.