aprisco

(redireccionado de apriscos)
También se encuentra en: Sinónimos.

aprisco

s. m. GANADERÍA Campo cercado donde se recoge por la noche el ganado. priscal, redil
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

aprisco

 
m. Paraje donde los pastores recogen el ganado para resguardarlo de la intemperie.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

aprisco

sustantivo masculino
redil, majada, apero, corte, corral (junto a una casa).
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

aprisco:

corralredil, majada,
Traducciones

aprisco

sheepfold

aprisco

ovile

aprisco

SMsheepfold
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Hizo también el ilustre Cojo de ambos pies un gran prado en hermoso valle, donde pacían las cándidas ovejas, con establos, chozas techadas y apriscos.
que al sujeto sea clara semejanza, sin voz que deje el pastoral gobierno. Aquel será más dino de alabanza que la silvestre musa ejercitare entre redes, apriscos y labranza.
8 No te reprenderé sobre tus sacrificios, Ni por tus holocaustos, que delante de mí están siempre. 9 No tomaré de tu casa becerros, Ni machos cabríos de tus apriscos.
Los tonos del crepúsculo pintaban los celajes de incopiables irisaciones, de opalinas transparencias; tras las enhiestas cumbres habíase hundido el sol dejando a su paso los últimos vaporosos pliegues de oro de su esplendorosa clámide; el valle adormecíase al conjuro de las primeras vaguedades precursoras de la noche; empezaban a esfumarse los contornos de los caseríos y de la arboleda; de vez en cuando turbaba el silencio la voz de alguno de los campesinos, que hablaba a distancia, o el rumoroso tintineo de las esquilas del ganado conducido a los apriscos por los pastores; algo dulce y sedante iba adueñándose del panorama, y allá en lo más hondo de etéreos abismos iban apareciendo los luceros y las estrellas, que parecían parpadear rutilantes y misteriosos.