apegado


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

apegado

, apegada
adjetivo y sustantivo
devoto, afecto, aficionado, admirador, entusiasta, partidario.
Apegado, afecto y aficionado se usan con la preposición a.
Traducciones

apegado

attached, close

apegado

oddaný

apegado

fastgjort

apegado

vergeben

apegado

varattu

apegado

attaché

apegado

vezan

apegado

決まった相手がいる

apegado

애정으로 묶여 있는

apegado

gehecht

apegado

bifogad

apegado

ที่ติดกัน

apegado

bağlı

apegado

gắn bó

apegado

喜爱的

apegado

ADJattached, devoted (a to)
Ejemplos ?
Pero el dómine era cachazudo y apegado a la silla, y no la soltaba ni perdía de vista la cazuela; con lo que más y más se sublevaban los estómagos hambrientos.
Seguimos nuestro propio camino y estamos construyendo un modelo también propio para nuestro futuro, apegado a nuestras raíces, fiel a nuestro modo de ser.
He gobernado para todos los mexicanos con realismo, apegado a los principios de la Independencia, de la Reforma y de la Revolución Mexicana.
Va en cambio a donde el duque de Labreto dormía, a una gentil dama abrazado, tan apegado a su calor, tan prieto que ni aun el aire hallaba paso holgado.
1.5 Política exterior Al iniciar mi mandato me comprometí a continuar la acción internacional de México apegado a una política de principios, basada en la autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de las controversias, la igualdad jurídica de los estados y cooperación internacional para el desarrollo.
Le he dicho al pueblo lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer. He gobernado con realismo y apegado a los principios. Más que nunca gobierno para todos los mexicanos; para los de hoy y para los de mañana.
Sentí que me habían apegado a él esos lazos invisibles pero fuertes de la costumbre, que tan profundamente arraigan en el alma de los niños; y lloré por él lágrimas de verdadero dolor; y pasó la noche velando al lado de su cadáver.
Era inútil, el viejo había dejado, por sacrificio, el vino, el cigarrillo que él mismo liaba en sus manos temblonas, el ají, las mejores legumbres, aún la leche, porque desayunaba con chocolate con agua; pero se había apegado como un niño a este capricho inofensivo, los huevos del día, que él mismo debía palpar antes de ponerlos en el agua caliente los dos minutos requeridos.
Hay un momento famoso, en el año 1878, en que Cánovas, habiendo oprimido oratoriamente a Sagasta para que pronunciara la palabra fatal, la que le ligaba por siempre al convencionalismo de la Restauración, tuvo la satisfacción de oír que Sagasta la pronunciaba, y entonces, recogiéndola y remachándola, pronunció estas otras, verdaderamente interesantes: «La lealtad, cuando se trata de Monarquía y cuando la frase se completa llamándola lealtad monárquica —no la lealtad de las relaciones particulares—, tiene un sentido histórico, y este sentido histórico es estar con la Monarquía sin condiciones, de todas maneras, bien o mal, como la Monarquía se conduzca, de todas suertes apegado a ella Así en el Diario de las Sesiones.
Me apresuro a decir que hablo siempre con las mismas reservas, es decir, preocupado por no mostrarme tan apegado a mis ideas que quiera preferirlas a las de los otros, y creer que no se las puede hallar mejores ni más conformes con la intención de los Textos Sagrados.
Esta protesta no es mero Formulismo; es la más elevada declaración de un compromiso político, legal y moral que asumo ante el pueblo de México. Apegado a estos imperativos, haré de la Presidencia de la República, el instrumento de dirección y servicio que diseñó el Constituyente para conducir a la Nación hacia las metas que ha definido el único autor legítimo de nuestra historia: el pueblo mexicano.
Diré lo que se haya logrado, diré aquello en lo que se haya fallado y el porqué de cada falla, exigiendo responsabilidades y reconociendo los límites que nos impongan las circunstancias. Gobernaré con realismo, apegado a los principios.