Ejemplos ?
Cuando el pájaro " Güis " o güiz canta alegre es que " llegará una visita agradable y con buenas noticias al hogar ", pero si canta triste es " anuncio funesto ", así esta ave es vista como " anunciadora de la muerte ".
En este film ella es vista como una anunciadora de radio y TV, y es mostrada como el amor de Superman, así como cuando se quiebra en TV nacional después de su muerte.
Entre las voces cameo se incluyen Penn Jillette (como una anunciadora de televisión), Sam Lasseter, Joe Ranft (como Lenny, el par de binoculares que caminan) y Andrew Stanton.
La explosión del colorido tiene lugar con la elección de la Reina del Carnaval, luego, con la Cabalgata Anunciadora, dará comienzo el carnaval en la calle.
Las numerosas traducciones de sus obras dieron nuevo impulso a la leyenda de El Dorado. Acuñó una frase anunciadora del imperio marítimo inglés: «Quien posee el mar, posee el mundo entero».
No sé qué vaga nube, De futura tormenta anunciadora, Cubrió mi frente, al encontrar perdida, De un escoliasta en las insulsas hojas, Esa eterna razón de lo que muere Antes de tiempo y sin sazón cortado.
Alejose el viejo, y yo le miré con simpatía, porque aquí, que casi nadie sabe lo que se hace, él, a lo menos, sabe lo que se grita. Entre el ruido de coches, autos y tranvías, iba sonando por la calle abajo la voz anunciadora: -¡Mojama y cangrejitos de la mar!
Del mismo modo que la energía química de los alimentos se transforma, al pasar por nuestra sustancia, en el más prodigioso conjunto de fenómenos, las energías naturales engendran, al pasar por los mecanismos humanos como pasa el viento por las cuerdas de un arpa, la armonía anunciadora del universo futuro.
No era lo mismo ahora. Aquella otra claridad era azulada, ésta de plata, mas tan estridente y anunciadora de lo verdadero como la luz antigua.
Los padres alzaban a los hijos, hablándoles de la maravilla anunciadora, y los niños aguardaban absortos, con los ojos abiertos, el suceso fantástico.
9 Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sión; levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalem; levántala, no temas; di á las ciudades de Judá: ¡Veis aquí el Dios vuestro!
Este libro lo inspira para hacer un espectáculo de magia (bajo el nombre artístico de "El gran Houndini/Sabuesini"). Sally y Marcie son las asistentes de Snoopy, siendo esta última también la anunciadora.