Ejemplos ?
Cuando al oscurecer volé a casa de miss Mills y la vi, a hurtadillas, en una antecocina, donde había una lixiviadora, y le supliqué que intercediera con Dora y que nos salvara de nuestra locura.
Un momento después me preocupó la idea de que quizá miss Murdstone no lo consintiera; sin embargo, esta preocupación no duró mucho, pues en aquel momento apareció ella misma, haciendo su ronda de noche, en la antecocina donde estábamos hablando, y Peggotty abordó el asunto con un atrevimiento que me sobrecogió.
Cuando nos echamos a llorar y nos reconciliamos para gozar de nuevo de una felicidad tan viva en aquella antecocina con la lixiviadora, que por lo menos nos parecía el templo del Amor, y cuando arreglamos un sistema de correspondencia que debía pasar por manos de miss Mills, y que suponía por lo menos una carta diaria por ambas partes.
Después he tenido razones para creer que no había ningún motivo para que no entrara por la puerta principal, y hasta para que me recibiera en el salón, si no fuera porque a miss Mills le gustaba todo lo que tenía aspecto de misterio. Una vez en la antecocina, me abandoné a mi desesperación.
Y, a punto de caerme en la puerta, corro por el pasillo que da a la antecocina. Mistress Strong abrió el balcón y se asomó a él; allí estuvo apoyada contra la balaustrada.
El primer vagón es el vagón hospital e incluye 2 boxes de atención médica pediátrica, 1 consultorio odontológico, un laboratorio de análisis, una sala de rayos X, 1 sala de enfermería y una recepción de trabajo social. En el segundo vagón se alojan los profesionales voluntarios e incluye una sala de estar, un comedor y una antecocina.
Está formada por dos estancias, la antecocina, de una anchura que corresponde al primer tramo del refectorio, de planta rectangular y cubierta de madera, y por la propia cocina, que tiene una longitud equivalente al segundo y tercer tramo del refectorio.